Mar 162019
 

A principios del año pasado, cuando Morena Rial desató una batalla mediática en contra de su papá y su hermana y toda su vida parecía ir barranca abajo, muchos señalaron a Facundo Ambrosioni como el responsable de ‘llenarle la cabeza”. Para colmo, su padre fue detenido y eso hizo que todos los medios empezaran a publicar información de su familia.

“Quedamos expuestos. Somos una familia unida y cuando salió lo de mi viejo en los medios, mi mamá me llamó llorando porque se decían mentiras. Sufrimos mucho y fue difícil verlo preso pero por suerte se aclaró todo y él fue uno de los pocos que salió en libertad”, cuenta. 

Sin embargo, en medio del agite, su relación con Morena terminó: “Nos separamos porque ella me quería cuidar… estaba todo el tema de la pelea con su papá pero nosotros estábamos bien. Yo no me quería separar, pero la entendí. Después, cuando estuvo internada me quise comunicar y no pude porque no tenía el celular, aunque de todas maneras, me dieron vacaciones en el club y viajé para estar con ella”, relató.

Facundo agregó que después de esa reconciliación decidieron iniciar la convivencia y comprometerse aunque la llegada de su bebé cambió todos los planes. “Hoy es nuestra prioridad”. En cuanto a su relación con Jorge Rial, fue claro: “Nunca me quise meter en la pelea que tuvieron con More porque sabía que tarde o temprano se iban a arreglar. Él es familia de mi novia y de mi bebé y muchas de las cosas que dijo sobre mí fueron porque no me conocía. Preferí callarme y hacerme el boludo porque sabía que iban a terminar bien”.

Leé la nota completa en la nueva edición de Revista PRONTO.

NOTA COMPLETA