Abr 142019
 

@AnaliaCab

La ficción televisada más vista de todos los tiempos llega a su fin. Hoy arranca la última y octava temporada de “Game of Thrones”, la historia medieval fantástica que se emite por HBO.

La expectativa crece a niveles insospechados entre los millones de fans que pueden darse el lujo de pagar el abono premium o piratearla por Internet, ya que son innumerables los espectádores clandestinos que la ficción obtiene de esta manera.

¿Dónde radica su éxito? Basada en los libros “Canción de hielo y fuego”, de George R.R. Martin, esta saga literaria rompió todos los esquemas. En sus capítulos, que cuestan millones de dólares, cualquier personaje puede morir, incluso el héroe con el uno se encariñó rápidamente. En la disputa por los siete reinos de Poniente, todos los involucrados tienen su costado bueno y malo a la vez.

Así es que en medio de traiciones y pura adrenalina por ocupar el trono de hierro, la serie marcó a fuego a sus fans con capítulos inolvidables como “La boda roja” -en rigor su nombre era “Las lluvias de Castamere” pero pasó a la posteridad con el nombre que se ganó la terrible escena final-, donde la familia Stark sufre la peor de las traiciones en un baño de sangre difícil de digerir.

Otra “joyita” de la megaproducción de HBO se dio cuando se enfrentaron “La Montaña” y el príncipe Oberyn Martell con un desenlace que dejó con la boca abierta a millones de televidentes. La última temporada de GOT promete seis capítulos para alquilar balcones. La gran batalla, ahora entre los vivos y el ejército de los muertos, liderado por el “Rey de la noche”, será la frutilla del postre para una serie que marcó un antes y un después en la historia de la TV.

¿Quién se quedará finalmente con el trono de hierro? La premisa que guió la mayor parte de la serie, que debutó en 2011 y tiene hace ¡dos años! esperando por este final a sus fans, mutó dramáticamente en los últimos episodios a un problema mayor que obligará a que las distintas facciones deban unirse contra un enemigo común.

Los Caminantes blancos, liderados por el temible Rey de la Noche, marchan hacia el mundo de los vivos para acabar con todos, sin distinguir entre ricos o pobres, nobles o vagabundos. Por eso, el desenlace puede resumirse en el título de la saga creada por Martin –”Canción de hielo y fuego”– ya que será a todo o nada.

El destino de los personajes principales

CERSEI LANNISTE

Una de las villanas más malvadas de toda la serie, llegó al final del camino completamente sola en el trono: sus tres hijos murieron tal cual le había profetizado una bruja cuando era adolescente, su padre también, destruyó el Septo, y la relación con su hermano-amante Jaime está en el peor momento. Sus únicas esperanzas: un embarazo con pocas chances de llegar a buen término, las malas artes del maestre Qyburn, y la alianza con Tyrion de la cual aún no se ha revelado nada.

DAENERYS TARGARYEN

La madre de Dragones y legítima heredera de los 7 reinos está empoderada, enamorada ¿y embarazada de Jon Snow pese a que todos creían que es estéril? En la temporada anterior, uno de sus hijosdragones fue asesinado y hoy es parte del ejército de los Caminantes blancos, por lo cual sabe que deberá enfrentarse a él tarde o temprano. Tras muchísimo sufrimiento, la aspirante al trono de hierro aprendió de política y guerra como ninguna, pero aún deberá conquistar los corazones y las voluntades de sus obligados aliados en Westeros.

JON SNOW

Como se develó en el final de la temporada 7, el hijo bastardo de Ned Stark es, en realidad, Aegon, hijo de Raegar Targaryen y Lyanna Stark, que se amaban en secreto. Su amigo Sam Tarly descubrió la verdad de su origen, por lo cual es cuestión de tiempo que el Rey en el Norte se encuentre con una realidad compleja: su actual novia, Daenerys, es su tía, por lo cual incluso deba pelear con ella por el derecho al trono. De todas maneras, es más probable que él ceda el poder a su chica.

JAIME LANNISTE

El hermano de Cersei, caído en desgracia, arriba a este final en un camino de redención. Su encuentro con Brienne y la pérdida de su mano derecha lo cambió para siempre, y empezó a aceptar que su amada hermana es un monstruo, culpable de la muerte de los tres hijos de ambos. Es candidato a sacrificarse de manera heroica en este desenlace, incluso quizás asesinando a la intransigente reina.

TYRION LANNISTE

Uno de los personajes más populares de GOT y el que más evolucionó. Diplomático como pocos, supo mantenerse a salvo durante todo este tiempo manipulando a mucha gente y sabiendo donde apostar. Sin embargo la reciente unión de Jon y Daenerys le quita algo de poder e influencia, por lo que evaluará acercarse a Cersei. Hay chances de que sea juzgado por traición (una vez más) pero esta vez quizá no se salve.

ARYA STARK

Otro rol muy popular, sobre todo por su carácter aguerrido y el sufrimiento constante al que se vio sometida: observó como decapitaban a su padre y apuñalaban a su hermano Robb y su madre. Se convirtió en una asesina de élite tras un durísimo entrenamiento en la Casa de Negro y Blanco en Braavos. Su recompensa debería ser hacer las pases con Sansa y sobrevivir una vez más, esta vez, en la batalla de Invernalia.

SANSA STARK

Una chica que empezó la historia como inocente niña y fue sometida al maltrato de los malvados Joffrey Baratheon y el bastardo de Bolton. Separada de sus padres, manipulada por Cersei y por Meñique, Sansa se convirtió en Señora de Invernalia y aprendió a comportarse con los pies sobre la Tierra. Deberá decidir si «tolera» a su nueva cuñada, Daenerys, y qué papel se reservará para sí misma en la Gran guerra que se avecina, ya que ella no es una soldado. 

La historia medieval llega a su final.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.