Jul 182019
 

Kevin Spacey, tribunales de Estados Unidos, REUTERS

Las autoridades retiraron los cargos contra el actor estadounidense Kevin Spacey, acusado de ataque al pudor y agresión sexual en el estado de Massachusetts, en un caso que había sido debilitado por la propia víctima.

 

Este resultado era esperado después de la audiencia del 8 de julio, durante la cual William Little, el joven que presuntamente había sido agredido por Spacey en julio de 2016, decidió guardar silencio para no incriminarse.

 

En una carta dirigida el miércoles al juez, el fiscal Michael OKeefe, responsable en la isla de Nantucket, donde presuntamente ocurrieron los hechos, dijo que retiraba los cargos «debido a la falta de disponibilidad del testigo que presentó la denuncia».

 

Esto es una bofetada para el propio OKeefe, que hasta la fecha ha sido el único que ha acusado a Kevin Spacey, sujeto de otras investigaciones en Estados Unidos y Reino Unido.

 

Sin embargo, la decisión sólo tendrá consecuencias limitadas en la carrera del actor, de 59 años, que está paralizada desde que se dieron las primeras acusaciones en su contra por agresión sexual, en noviembre de 2017.

 

En este caso, la estrella de la serie «House of Cards» había sido acusada de haber puesto la mano sobre los genitales de un joven de 18 años en un bar, Little, luego de haberlo invitado a beber, en julio de 2016.

 

La demanda por ataque al pudor y agresión se presentó a finales de 2018, luego de que otras acusaciones de agresión a hombres jóvenes salieran a la luz en medio del movimiento #MeToo.

 

En la demanda desestimada, todo se desarrolla en torno al teléfono móvil del acusador, que lo utilizó para filmar la presunta agresión y la envió en un mensaje a la que entonces era su novia y a un grupo de amigos.

 

Examinado por la policía, el dispositivo fue devuelto al joven luego de que fue extraída la información.

 

Tras ser advertido de que cualquier manipulación del aparato podría acarrear acciones legales, la presunta víctima invocó la quinta enmienda de la Constitución estadounidense, que permite a un testigo guardar silencio para no arriesgar incriminarse.

 

Es el último capítulo en el despertar de Hollywood sobre la agresión sexual y el acoso, que ya ha visto al ícono de la televisión Bill Cosby encarcelado, mientras que el juicio del magnate del cine Harvey Weinstein comenzará en septiembre.

 

Spacey ha insistido en su inocencia de los cargos, que habrían conllevado una pena de hasta cinco años de prisión.

 

El dos veces ganador del Oscar, reconocido por su papel secundario en «The Usual Suspects» en 1996 y su papel principal en «American Beauty» en 2000, era considerado uno de los mejores actores de su generación.

 

El caso significó que Spacey se enfrentara a cargos de conducta sexual inapropiada por primera vez, a pesar de que se trató de uno de los más de 10 incidentes que surgieron a raíz del movimiento #MeeToo, con un efecto devastador en su carrera como actor.

 

Fue retirado del reparto de «House of Cards» de Netflix y de un papel principal en «All the Money in the World» de Ridley Scott, siendo reemplazado por Christopher Plummer a último momento.

 

Forzado a salir de la vida pública, Spacey publicó un video en línea en diciembre en el que habló sobre las acusaciones de abuso sexual, metido en el personaje como Frank Underwood, el intrigante político que encarnó en «House of Cards» antes de que la producción lo sacara.

 

«No creerían lo peor sin evidencia, ¿verdad? No se apresurarían a emitir juicios sin hechos, ¿verdad? ¿Lo hicieron? No, no ustedes. Son más inteligentes que eso», dijo Spacey en el video.

 

Little estaba trabajando en Nantucket por el verano y se había quedado en el bar para ver a su ídolo luego de que su turno terminara.

 

Después de conocer al actor y decirle que tenía 23 años -la edad legal para beber alcohol en Massachusetts es de 21- comenzó a tomar cerveza y luego whisky ante la insistencia de Spacey.

 

El actor entonces supuestamente lo invitó a regresar a su casa, junto con otros amigos. El joven se negó, sospechando que el actor estaba tratando de seducirlo.

 

Pero se quedó en el bar con la esperanza de hacerse una foto con Spacey. Fue entonces cuando el actor comenzó a agredir sexualmente al joven, de acuerdo con los documentos presentados ante el tribunal.

 

Además del caso de Nantucket, se están realizando otras dos investigaciones en Los Ángeles y Londres, donde Spacey fue director artístico del prestigioso teatro Old Vic desde 2004 hasta 2015.

 

La primera acusación pública de abuso provino del actor Anthony Rapp, quien afirmó que Spacey lo agredió sexualmente cuando Rapp tenía 14 años, en 1986.

Foto: Reuters

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.