Jul 212019
 

@jimegol20

El uso de lentes ya no se limita tan sólo al verano, ahora también son protagonistas durante el invierno. Ya sea por necesidad o por estética, las gafas se llevan a toda hora y en todo lugar. Y, al igual que sucede con la indumentaria, cada temporada renueva tendencias para adaptarlas al estilo personal de cada uno. Este año, los anteojos reivindican su protagonismo con formatos XL o ultra mini, armazones gruesos, muy finos o inexistentes y homenajes a ciertos diseños que brillaron en décadas pasadas.

Clásico atemporal

Los lentes de aviador son un clásico que no pasa de moda y que, temporada tras temporada, tiene un lugar asegurado entre los favoritos. Un diseño que se adapta muy bien a la mayoría de los rostros, con tamaños y colores variados. Sin embargo, este año se imponen las gafas de colores vivos. El amarillo, el rosa, el celeste y los modelos en degradé son las opciones indicadas para los fanáticos de los aviadores.

El sello pop

Inspirada en las formas de los años ‘50 y los colores de los ‘80, las gafas “cateye” son las favoritas del 2019, como lo vienen demostrando en todo el mundo. Su diseño es ligeramente más alargado en las esquinas y la lente suele ser más pequeña en relación con la montura. Estos anteojos se llevan en los colores clásicos y de temporada, así como en distintas texturas. Los modelos en contraste de colores son una de las alternativas novedosas pares darle un toque de color a los días grises del invierno.

Romántico

Un modelo infantil que ahora también cuenta con su versión adulta. Los lentes con forma de corazón se ven cada vez más en los estilismos de las famosas y blogueras. Esta opción aporta un sello romántico a cualquier look y, aunque los modelos se consiguen en distintos tamaños y colores, los rojos inspirados en “Lolita” son el máximo exponente de esta tendencia.

Maximalistas

Mientras los anteojos mini se instalan con fuerza en redes sociales, otras tendencias llegaron para competirles: las gafas de sol XXL de diseño futurista y que se inspiran en las versiones que utilizan ciclistas y esquiadores. Esta fusión elegante y con influencia deportiva es la novedad de la temporada y se vio en la mayoría de los desfiles internacionales. La estética futurista se caracteriza por diseños curvos, alargados hacia las patillas, que cubren gran parte del rostro y cumplen con una mayor protección solar.

Tamaño “pocket”

Las “influencers” que adelantan las nuevas tendencias callejeras fueron las primeras en adoptar este modelo de anteojos. Se trata de un diseño que fue furor a fines de los ‘90 y principios del 2000, los lentes de tamaño y armazón tan pequeños que no llegan ni a cubrir el ojo entero. Mucho más tendencieras que funcionales, estas gafas se llevan bien redondas o ligeramente ovaladas, con lente de color (amarillo, rosa o celeste) y bordes de metal negro.

Retro look

En los últimos años, los anteojos de lectura incorporaron tendencias para diversificar y ampliar la oferta. Esta temporada cobra fuerza la silueta cuadrada con influencias de los ‘70 que incluye armazones de acetato y carey, pero también suma estructuras de metal delgadas en metal plateado o dorado. Los diseños de lentes extra grandes se llevan en tonos marrones, transparencias sutiles con colores de estación como el lila y los rosados, o el clásico rojo. Otra tendencia para este año son los lentes con forma redonda y bordes finos de metal, inspirados en el modelo que lucía “Harry Potter”. Otras opciones de este diseño se llevan con monturas transparentes o de acrílico ligeramente más gruesas.

La tendencia en lentes.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.