Jul 212019
 

Luego de haber pausado su carrera por un tiempo en el que priorizó cuidar su salud, Aníbal Pachano regresó a la televisión con su temperamento intacto pero claramente más reflexivo ya que según él mismo afirma a DiarioShow.com, “ya no se engancha en los conflictos” que suceden minuto a minuto en “ShowMatch”. 

“Me lo tomo mucho más divertidamente, cuando antes me lo tomaba muy a pecho” asegura el artista en diálogo con DiarioShow, y eso se nota en cada una de sus palabras. Con su hija como guía principal y la certeza de que todo “es un aprendizaje”, transita este nuevo camino.

-¿Cómo vivís tu trabajo televisivo hoy?

-En cuanto al “Bailando”, se me cumplió el sueño de haber tenido una conversación con Tinelli, al que quiero mucho, ya que fue él quien me dio la popularidad que tengo hoy. La vuelta fue emotiva, y seguirá siendo así porque no me voy a cansar de agradecer el lugar que ocupo, que me divierte aunque está cuestionado todo tiempo. El dueño del circo me dio el “okey” y acá estoy. Si les gusta mi opinión o no, ya es un problema del otro.

-¿Cómo es tu relación con los jurados del “Bailando”?

-Es divina, yo me llevo bárbaro con todos. Lo que les digo son chascarrillos, mientras juguemos desde ese lugar y no exista la falta de respeto está bien. Yo les tengo un gran cariño a todos, un gran respeto y entiendo que esto es un juego que aprendí a vivir. Nos conocemos más allá de lo que se diga en el vivo. Obviamente cuando suceden cosas donde hay faltas de respeto o gente que dice cosas y no se hace cargo… Tengo el exabrupto rápido, pero después vuelvo a la normalidad.

«Marcelo Tinelli me dio la popularidad que tengo hoy».

Aníbal Pachano

-¿Te sentís reconocido a lo largo de tu carrera?

-Uno a veces se siente bajoneado y te ponés a pensar “por qué no me sucede a mí o por qué no me dan un reconocimiento” y en verdad lo más importante es el reconocimiento de uno mismo, como punto número uno. Luego va a venir el resto. Creo que cuando va llegando lo vas disfrutando mejor. A veces llega en el momento en que tiene que llegar. resuelva, te premien o te reconozcan.

-¿Qué es lo más lindo de tu trayectoria?

-Que tengo un reconocimiento público impresionante, que no solamente se ve en la calle, sino en cualquier lugar. Creo que eso tiene que ver con mucho trabajo, con no haber hecho nada improvisado sino que siempre con mucho pensamiento y tratando de dar lo mejor. Algunas veces con más éxitos, otras con menos, pero en general he tenido una constante de 25 años en los que no me puedo quejar.

-¿Cuánto de vos hay en tus personajes?

-Mucho. Son una mezcla de mis emociones. Un conjunto de ser gracioso e irónico. Mi trabajo siempre tiene que ver con hacer cosas estéticas. Desde cómo armar mi personaje, cómo pensarlo, maquillarlo, etc. Siempre aposté a lo diferente y a lo distinto, entonces hay veces que la gente no los entiende.

Aníbal Pachano

-¿De salud cómo estás ahora?

-Muy bien, cuidándome mucho y haciendo todos los deberes. No puedo salirme del eje que es hacerme los tratamientos, como el oncológico (va a durar dos años más). Están dando muchos resultados. Yo también emocionalmente estoy mucho mejor, mucho más tranquilo y relajado.

-¿Cómo fue enfrentar tu enfermedad? ¿Quisiste bajar los brazos?

-Yo soy una persona absolutamente positiva y siempre que me sucede algo, ya sea cuando me dijeron lo del HIV o lo del cáncer, siempre tiré para adelante. Obviamente tuve la suerte de poder estar consciente para lograrlo.

-Motivaste a muchas personas.

-Ya el tratamiento es complicado porque es una inversión corporal, en especial el tratamiento oncológico. Si eso no lo revertís y no le buscás el lado positivo… si no entendés que esto es para una sanación no sólo física, sino del alma, se complica. Eso es lo importante, cómo te sanás al alma. Esto tiene que servir para que lo puedas revertir y también para poder aprender. La enfermedad tiene que ser un aprendizaje de vida, por eso yo lo tomo como un escalón. Esa es mi posición positiva, más allá de que me preocupo y que me ocupo.

Aníbal Pachano y su hija Sofía.

-Hablaste de sanar el alma, ¿sentís que vos tenías que sanar algo?

-Todos tenemos que sanar algo. Venimos con una carga desde que nos engendran. No es un karma sino más bien una acumulación de situaciones que se van trasmitiendo desde que sos un feto. A veces se puede solucionar y a veces no. Yo me cargaba con mochilas y a veces no me hacía bien. Cuando tocás fondo pensas y te das cuenta de lo que pasó. No todo lo que uno piensa en un momento es la verdad, uno tiene que proponerse un cambio. Si toda la vida voy a vivir enojado, muy bien no me va a hacer. Voy aprendiendo día a día de qué manera vivir mejor.

– ¿Qué sentís con que tu hija ahora sea parte del mundo del “Bailando”?

-Nos encanta estar juntos. Todos critican y esperan para ver si digo o si no digo. La verdad, me importa un rábano porque mi hija esté en esa pista y encima brillando, porque es maravillosa.

-¿Te gustaría volver a enamorarte?

-Posiblemente, ojalá. Estaría buenísimo, pero también es un trabajo… viste que es difícil. Yo admiro a los que dicen “Ay, estoy de novia o estoy de novio”, esos que cambian de pareja como de zapato. Debe ser que uno tiene que aprender algo que todavía no sabe en la vida. Uno no mira a la persona indicada, o no escucha, entonces no se da cuenta si hay una posibilidad de amor. Por ahí uno está desatento, por lo menos yo soy así. Hay que hacerse cargo.

-¿Qué opinás de la política argentina actual?

-La verdad que yo no les creo nada a los políticos. Estoy en un momento de descreimiento total, me parecen mentirosos, marketineros. Siento que les importa un rábano los problemas de la gente, solamente los intereses de ellos, la plata que van a ganar o incluso robar. No es solamente por lo material, sino que te roban el alma… te van robando la dignidad. No les importa nada, entonces no me gusta nada todo este circo que hay. Y me parece que está bueno que venga un cambio, que la gente acepte que está sucediendo un cambio. Ojalá que todos nos demos cuenta de que es más de lo mismo, un cambio de foto de pantalla o de titularidad de partido no alcanza.

«No les creo nada a los políticos. Estoy en un momento de descreimiento total, me parecen mentirosos, marketineros».

Aníbal Pachano habló de todo (Diario Crónica)

-¿Cómo estás económicamente?

-Yo ahora estoy sostenido por mi hija y estoy bien. Tengo un equipazo de gente detrás de mí cuidándome la salud en todo momento, y eso que soy muy demandante; pregunto todo… igual aprendí a no preguntar tanto.

-¿Cómo ves la televisión actual?

-Hay cosas interesantes. Me gustaría que se hagan más ficciones, que haya más trabajo para la gente y que se renueve el mundo del espectáculo. Estoy seguro de que se necesita una renovación de figuras y de gente. Hay mucho talento en la juventud que no se está viendo. Los de mi generación son duros para ver esto. Seguimos sin permitir que la gente joven fluya y hay mucha más inteligencia en la juventud. A los que estamos de los 60 años para arriba ya se nos pasó la vida, ya está. Ya tenemos una estabilidad en muchos sentidos y por eso tenemos que permitir la renovación para que todo fluya y haya pensamientos nuevos.

«Me gustaría que se hagan más ficciones, que haya más trabajo para la gente y que se renueve el mundo del espectáculo».

-¿Y cómo vive la televisión los movimientos feministas?

-Ahora, con todo este tema del género empezaron todas a estar “ultrajadas, violadas y maltratadas” (sic). No, las mujeres también maltratan a los hombres y si se están matando entre las mujeres, algo les está pasando, chicas. No están entendiendo el juego. Por un lado, luchamos para estar mejor y resulta que los hombres hemos aprendido bastante en este tiempo, pero ustedes se siguen matando. La juventud nos está enseñando a ver la vida desde otro lugar. Y no lo estamos viendo ni escuchando.

-¿Cómo te gustaría que te recuerden?

-Me gustaría que digan que soy una gran persona, un gran amigo y un gran artista

 

«A cierta gente no voy a perdonarla nunca»

Pasó mucho tiempo desde las fuertes peleas que vivieron Graciela Alfano y Aníbal Pachano en “ShowMatch”. Alfano está arrepentida de sus dichos ofensivos y discusiones, que llegaron a tal punto que Grace le pegó una cachetada y le tiró un vaso de agua al bailarín en “Este es el show”, cuando ambos eran jurados de “Bailando por un sueño 2011”.

Hace poco ella le pidió perdón llorando en “Los ángeles de la mañana”. Sin embargo, el coreógrafo la rechazó y piensa que algo similar sucedió con Mora Godoy.

-A Alfano nunca la perdonaste…

-No, yo puedo aceptar las disculpas si le hace bien. Pero perdón no. Lo que se dice se dice y lo que se piensa se piensa. A la larga se repite. Se pisa el palito y demuestra que esa era la realidad.

Por eso te digo, no empecemos con que ahora yo tengo un problema de género con Mora Godoy porque me contaron que ella dijo que yo era un “puto reprimido” (sic). Que se haga cargo porque hacer una devolución que a ella no le gusta no es una discriminación de género. Es un problema mío que no me gusta lo que hace.

Entrevista exclusiva con Aníbal Pachano (Diario Crónica).

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.