Jul 282019
 

@Perez_daro

Conocemos varias facetas de Cecilia Carrizo, o, mejor dicho, “Caramelito”. Dueña de un carisma y una energía especiales, la actriz, cantante, compositora, animadora, empresaria (tiene una marca de ropa) y periodista sabe de su versatilidad, pero, más que un talento, ella explica que se trata de una forma de supervivencia.

“Trabajo desde muy chica, desde los 16. Y siempre laburar tuvo que ver con subsistir. Trabajé en Tribunales, en videoclubs, en un negocio de carteras, hice promociones, publicidades. Millones de trabajos. Es una cuestión de lucha y ambición personal, siempre desde el primer momento, por necesidad. La vida me fue llevando entre los deseos, las elecciones, la formación, el destino y lo que les fue pasando a los demás conmigo, porque hay un ida y vuelta. Terminé parada en distintos lugares y siempre me puse la camiseta de lo que hice”, comentó a DiarioShow.com.

En la actualidad, conduce junto a Diego Moranzoni la edición dominical de “Crónica Noticias”, algo que agradece constantemente: “Me encanta estar en la pantalla de Crónica, porque ahora puedo ver por qué es el canal que está ‘firme junto al pueblo’. A cada lugar que voy, hoteles de todo el país, cuando salgo de gira, siempre se ve Crónica. Y la gente te hace saber que te ve y escucha lo que decís”.

Entrevista a Cecilia Carrizo (Carlos Ventura/Diario Crónica).

-Cuándo llenás un formulario, ¿qué ponés en el espacio de “profesión”?

-Actriz. Es la palabra más corta, y no podría poner “qué sé yo”. Es que soy un poco como una ensalada. No puedo explicar todo lo que soy en pocas palabras. No soy más actriz que conductora. Todo lo que hice no fue por acaparar espacios ni mucho menos, sino para seguir peleándola siempre, y buscándole la vuelta. Si yo hubiera tenido un pasar diferente en cuanto a lo económico, me hubiese quedado en un lugar, como animadora, y haciendo obras, o esperando algo en la televisión. Pero no, cuando no se abre una puerta vas y golpeás otra y trato de hacer lo que sea que signifique trabajo. Lo siento como un oficio al igual que profesión.

-¿Cómo te describís?

-Necesito conectar con el otro, sea quien sea. Y conectarme con todo. Constantemente. Mi prioridad absoluta es el amor y la salud. Y soy muy perseverante e idealista. En cada uno de esos ámbitos trato de conectar mucho con lo que quiero y lo que hago. Siempre doy lo mejor de mí. Parece una frase hecha, pero es estar en ese momento.

«Si yo hubiera tenido un pasar diferente en cuanto a lo económico, me hubiese quedado como animadora».

Cecilia Carrizo habló de todo (Hernán Nersesian/Diario Crónica).

-¿Lo aprendiste sobre la marcha?

-No, siempre fui así. Cuando hacíamos “Nico”, en el 95, yo escribía mi personaje, buscaba mi vestuario, la utilería y todo lo que necesitara. Todos los que estábamos en esa tribuna lo hacíamos. Todo eso es hacerse de abajo. No es ponerse el collar y pararse frente a cámara, nunca me salió eso. Cuando estás en la cocina y disfrutás tanto la previa como el durante, te sentís más seguro en lo que hacés.

-Tenés dos hijos. ¿Agrandarías la familia?

-Hubiera tenido muchos más. Pero la verdad es que la vida, las cuestiones económicas también, y el hecho de seguir pensando en que hay que trabajar y trabajar, me condiciona mucho. Y me gusta pasar tiempo con ellos, ahora que son más grandes también. Los que tienen más hijos me sorprenden porque con más de dos no te da tanto el tiempo para repartirte. Se crían diferente también.

«Hubiera tenido muchos más. Pero la verdad es que la vida, las cuestiones económicas me condicionan mucho».

-¿Cómo sobrellevás la crisis económica?

-Soy muy drástica. Cuando las cosas no cierran económicamente, se toman decisiones sin estar demasiado pegados al estándar que tengas, o lo material. Sé que vivo en una situación de privilegio, porque estamos calentitos, tenemos un techo y comemos. Hay mucha gente que la pasa muy mal. Pero en lo personal me siento capacitada para cambiar y si no se puede comprar algo, no se compra. Hay que ajustar y cuidarse en gastos, mirar los precios en supermercados y cambiar de marcas. Está todo muy complicado. Hay que pelearla, deseando que se revierta o al menos se encamine.

 

Ping – Pong

-¿Qué cosas te ponen de buen humor?

-Verlos a mis hijos divertirse o escucharlos reír. Me cambia la vida. Y trabajar en equipo me carga de energía.

-¿Y de mal humor?

-La mala educación, y que la gente no registre al que tiene al lado.

-¿Qué hacés en tu tiempo libre?

-Ando en bici. Y me gusta pintar, arte no figurativo. Siento que puedo expresarme libremente.

-¿Estudiás, o te gustaría estudiar algo?

-Hace dos años retomé clases de piano. Es de las cosas que más disfruto hacer.

-Bebida y comida favoritas...

-Limonada y sopa. Tomo sopa todos los días.

-¿Cuál es tu placer culposo?

-Las golosinas. Todas.

-¿Qué series mirás?

-Vi dos series en toda mi vida. Pero por falta de tiempo. Me da más vergüenza decir que vi dos. “Sense8” y “Merlí”.

-Una virtud y un defecto…

-Ser frontal; es una virtud y un defecto al mismo tiempo.

La multifacética Cecilia Carrizo abrió las puertas de su casa y habló de todo (Carlos Ventura/Diario Crónica).

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.