Mar 092019
 

Siempre se dijo que, durante el paso de Diego Maradona por el Napoli en 1984, el Club contrató un agente secreto para que siguiera sus pasos y detectara si cometía o no excesos. En ese entonces, ya se decía que el Diez vivía de fiesta lo que podía afectar seriamente su juego.

La versión nunca se comprobó hasta que esta semana, en la Tv italiana presentaron al espía en cuestión. Se trata de Antonino Restino, un investigador perteneciente a la agencia más importante que no sólo admitió haber sido contratado por el Club sino que, además, escribió un libro al respecto.

En “La espía de Dios” cuenta que la idea era ‘estarle atrás’ para ‘detectar sus mentiras y sus excesos que ya estaban en boca de todos’. “Nunca nos conocimos, soy un fantasma en su vida pese a que durante un año y medio, no me separé de él”, declaró Restino que lo ha seguido por clubes nocturnos y hoteles dudosos.

Y reveló: “Corrado Ferlaino y Luciano Moggi, cabezas del Nápoli, me dieron la tarea porque defendían los activos del Club. Estaban preocupados por todo lo que se decía sobre él y temían que afectara de algún modo su juego y carrera”.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.