Mar 252019
 

Parece una película de bajo presupuesto pero esto ocurrió en la vida real y en la Argentina. Un hombre de 56 años que esperaba un riñón, tuvo que ser trasladado por su propia familia junto con el órgano, en dos autos particulares desde Resistencia, Chaco, hacia Santa Fe para poder ser intervenido.

Según trrascendió, el riñón viajó en una conservadora de telgopor. Afortunadamente, la cirugía fue exitosa y el hombre se encuentra en recuperación pero el hecho desató un verdadero escándalo. La Sociedad Argentina de Trasplantes exigió respuestas sobre las razones por las cuales se llegó a semejante instancia y reclamó un informe oficial del Incucai porque ‘no se cumplió con la ley y tampoco, con el protocolo”.

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.