Mar 282019
 

Hasta las reinas sufren los problemas más simples, y dolorosos, que atraviesan los seres humanos comunes y corrientes.

Hace unos días la ausencia de Máxima de Holanda en el Día del Voluntariado celebrado el pasado 15 de marzo encendió todas las alarmas. La Casa Real explicó entonces a través de un comunicado publicado en su web que su baja se debía a una pequeña intervención médica sin entrar en más detalles.

La noticia generó preocupación pero la rápida reaparición de la argentina en un acto oficial junto al rey Guillermo trajo tranquilidad. Pero todos querían saber qué le había pasado a Máxima.

Máxima volvió al trabajo tras la operación de juanetes.

Gracias al programa de televisión RTL Boulevard, un espacio diario sobre noticias de corazón y sociedad, se supo que la reina de Holanda fue sometida en una clínica privada a una operación poco glamorosa: necestiba eliminar un hallux valgus o juanete.

Máxima deberá dejar los tacos por un tiempo.

Los juanetes son bultos o protuberancias que aparecen en la base del dedo gordo del pie. La causa de esa afección es la presión ejercida desde el dedo gordo del pie hacia el segundo. La presión daña las articulaciones y provoca que salgan de la forma correcta del pie. Las articulaciones afectadas se conocen como metatarsofalángicas.

El estilo de zapatos pueden empeorar la condición de los juanetes. En particular en el caso de la reina Máxima, que es una fanática de los zapatos con altos tacos. Esta situación incomoda al caminar, irrita, reseca, enrojece y da dolores importantes en el dedo y el pie.

La argentina fue operada por problemas en los dedos del pie.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.