Abr 262020
 

@LuisVenturaSoy 

Lo que parecía un negocio redondo empieza a tornarse japonés. Una vez más, es la controvertida Érica Rivas la piedra de la discordia en lo que se proyecta de la “sitcom” de Telefé, un superéxito a través de los programas y de años y años de proyecciones y repeticiones que debutarán como obra teatral. Hablo de “Casados con hijos”, que rinde y rinde sin interrupciones, más allá de los encuentros y desencuentros que en la interna del corto elenco puedan llegar a ocurrir. 

La idea de proyectar este éxito televisivo al escenario del teatro Grand Rex, sala de 3.400 espectadores, es mucho más que una promesa de grandes recaudacciones y eso ya queda en evidencia. Hoy y ahora. Cuando la idea, antes de esta cuarentena antivirósica, era estrenar en
junio, con tanto tiempo de anticipación y casi sin promociones lograron vender 30 funciones por anticipado y futuro mediato, con un embolso cercano a los 200 millones de pesos y lo que habitualmente se define como la previa. Ya están ganando dinero sin salir a escena. Con la productora de Gustavo Yankelevich ya habían firmado Guillermo Francella, Florencia Peña que fue la que atrasó el debut en teatro por otro contrato en ejecución, Luisana y Darío Lopilato, Marcelo De Bellis y la que nunca terminó de estampar su firma: la actriz que en televisión interpretaba a María Elena Fuseneco, Érica Rivas.

María Elena Fuseneco
La actriz acusó que la desvincularon vía WhatsApp.

Un día, la producción, que promocionaba la venta de entradas anticipadas sólo con los integrantes de la familia Argento, decidió agregar las imágenes de De Bellis y Rivas, que redondea ban al elenco completo. Todo iba sobre rieles hasta que la producción de Yankelevich, cansada de las evasivas, las excusas, las ausencias y los incumplimientos de palabra, decidió dejar sin efecto el acuerdo verbal asumido con Érica, que jamás se avino a firmar el contrato que plasmaba lo que ella ya había aceptado en tres negociaciones
telefónicas. Esto exasperó los ánimos y la plana mayor de la productora decidió desistir de contratar a quien no demostraba ganas de estar en la obra.

Ahí se vuelve a sacar de los afiches impresos la figura y el nombre del personaje de Rivas, que respondió con espíritu combativo. Porque Érica, o mejor dicho, su mánager, que es su marido, emitió un comunicado en el que se sostiene que la habían echado de “Casados con hijos” y la habían dejado sin trabajo, con tufillo a conflicto jurídico laboral. Así las cosas, la productora ya sabe que la actriz no estará en la piel de María Elena y envió a escribir otro guion teatral donde se contemplará la nueva historia surgida con la actriz, que era pieza fundamental en el armado de la obra, pero que tensó tanto la cuerda que esta se cortó, y no de la mejor manera.

Estemos preparados para que, más allá del debut teatral de “Casados con hijos”, que seguirá recaudando, también se marque un nuevo escenario con el “Cuento de la Buena Pipa” que dirimirán entre ambas partes con la producción de la obra, que jamás se pusieron de acuerdo para que el equipo estuviera completo y sin turbulencias. Y atención, porque este, simplemente, es el primer capítulo de una guerra que contará con muchas más instancias y que será para alquilar balcones. Te lo digo yo.

La productora de la obra se cansó.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.