May 172020
 

Dos meses de noviazgo fue lo suficiente para que Pampita se de cuenta que quería pasar el resto de su vida con Roberto García Moritán, con quien se casó después de una romántica propuesta de boda en las paradisíacas playas de Punta Cana.

Pero para llegar a ese entonces, el empresario gastronómico debió conquistarla. ¿Cómo hizo? “Sin conocerla, yo creía que era la mujer más linda de Argentina y del mundo. Me encantaba, pero estaba fuera de mi alcance. Nunca me la había cruzado y ella había estado en mi restaurante y en otros eventos pero nunca nos encontrábamos“, dijo el sábado por la noche en “Podemos Hablar”. 

En un momento me di cuenta y fui para adelante. Estaba yendo a Rosario con mi socio a una reunión de negocios. Trabajé en finanzas toda mi vida y desde que me separé de Milagros, mi exesposa, quise reinventarme y empecé a trabajar en gastronomía. Yo estaba manejando y la vi“, sostuvo Moritán. 

¿Visualizaste a Pampita?“, le consultó Andy Kusnetzoff. Por lo que Roberto contestó: “Sí, y le dije a mi socio ‘la vi a Pampita’ y ahí es cuando mi socio me dice ‘llamala, se acaba de separar’. Juro que es verdad. Me quedé pensando un rato y decidí escribirle a una amiga de ella. ‘Creo que soy un gran candidato para tu amiga, Oriana’, le dije. No la había visto hasta ese momento más que en las revistas o la televisión. Ahí es cuando su amiga me responde un ‘sabés que sí’“. 

A las pocas horas me cayó una solicitud de Pampita, desde su cuenta privada y no lo podía creer. Tardé unas horas en aceptarla. Después empezamos a escribirnos y se dio algo muy lindo“, manifestó el galán. Y concluyó: “Visualicé que nos casábamos a los pocos días cuando ella me estaba ayudando a decorar el cuarto de mis hijos y la vi sentada tratando de sacar unas calcomanías imposibles de la pared llena de polvo“.

Un amor de novela.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.