May 182020
 

Juana Viale está en pareja desde hace un tiempo con el arquitecto Agustín Goldenhorn y se la ve muy feliz. Aunque es una figura que siempre evita hablar de temas íntimos, en este caso, quizás por sentirse cómoda en el papel de anfitriona, hizo algunas confesiones durante el almuerzo dominical que conduce en reemplazo de su abuela, Mirtha Legrand.

Todo comenzó cuando Gabriel Oliveri, director de marketing de un famoso hotel de lujo, le preguntó si no tenía ganas de ser madre nuevamente, junto con Agustín. “Viene una noche y te ofrece un anillo y te dice casémonos, ¿te casás?”, indagó Oliveri.

En ese momento, Viale comenzó a hablar sobre el futuro de su relación, sin pelos en la lengua. “Sí, supongo que sí. Él tendría que hablar, me encantaría que hable con mi papá”, dijo la conductora, que en ese momento se convirtió en entrevistada.

Goldenhorn se encontraba en el piso, por lo que el tono cómplice de las respuestas se hacía cada vez más fuerte. “No sé si tendría más hijos, no sé si puedo, también, tuve varios hijos por cesárea, un montón de situaciones complejas de salud, pero estoy abierta al universo siempre”, expresó sobre agrandar su familia. Viendo que la actriz se prestaba para la conversación, Gabriel le consultó sobre cómo había conocido a su galán.

“Fue una cita a ciegas. En un restaurante con todos amigos, pregunté ay, ¿nadie tiene a nadie para presentarme?. Y una amiga me dice yo tengo a una persona que te voy a presentar, pero no me muestra foto ni nada”.

La historia continuó con el arreglo de la cita: “Él no sabía mi nombre y me mandó un mensaje que me encantó. Él no sabía que estaba hablando conmigo, y cuando me ve, me dice ah, ¿sos vos?. Fuimos a tomar un vino a un bar malísimo, el peor vino del mundo”.

A pesar de la mala elección de lugar, expresó que todo terminó bien: “Ahí hubo algo y surgió una magia”. Para terminar, indicó que está tan enamorada que “yo me casaría en nombre del amor, por lo que significa”.

Quiere dar el

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.