May 222020
 

La nueva y espectacular serie “Hollywood” de Ryan Murphy que Netflix estrenó a principios de este mes retrata, desde la mirada personal de su creador, la odisea de aquellos artistas que llegaban a la Meca del cine durante la Época de Oro -la década de 1940- con una meta clara: triunfar y ser estrellas.

Algunos personajes son reales, otros, ficticios y algunos más, “híbridos”. El que más polémica despertó fue el interpretado por el poco conocido Jake Picking, que se mete en la piel de una leyenda: Rock Hudson. Si bien su rol es secundario en la serie, busca retratar el drama de los homosexuales que debían ocultar su identidad, incluso casarse para guardar las apariencias, mientras la mayoría de los productores y empresarios de ese mundillo exigían todo el tiempo favores sexuales a los jóvenes con aspiraciones.

Roy Harold Scherer era el verdadero nombre de este actor que en la vida real fue famoso por sus papeles de galán. Pero, luego de ser diagnosticado con VIH en 1984, mientras participaba en la legendaria “Dinastía”, por televisión, decidió revelar públicamente su enfermedad y, con ello, su homosexualidad, ya que por entonces el sida era llamado “la peste rosa”.

En “Hollywood”, Rock es un joven inseguro y un actor mediocre que cae en las garras de un agente de talentos, quien enseguida advierte que su nueva adquisición tiene futuro en la gran pantalla por su varonil atractivo físico, pero, mientras lo “pule” para el cine, abusa de él, sexual y psicológicamente. Entretanto, Hudson se enamora -a escondidas, claro- de Archie, un guionista negro que mientras busca su oportunidad sobrevive prostituyéndose.

Esa trama generó alguna controversia sobre qué tan real es esa primera etapa en la carrera de quien luego sería una leyenda y si el método de ingreso al exclusivo club de Hollywood era realmente tan oscuro e injusto.

El intérprete, un estadounidense de 28 años, intenta distanciarse de esas discusiones y habla con emoción de este rol que le trajo reconocimiento: “En mi cabeza, Hudson es un héroe. Tuvo que lidiar con la tragedia de no poder vivir como sentía, ser él mismo, y verse obligado al ostracismo”, dijo a un medio especializado hace poco. Picking trabajó antes en varias películas, aunque es difícil reconcerlo debido al gran cambio físico que experimenta en la serie de Murphy: entre ellas, “Patriot Day” y “Horse Girl”.

Generó polémica.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.