May 222020
 

Los fanáticos de “El gran premio de la cocina” esperaban que esto sucediera. La tensa relación con sus compañeros y el jurado que se generó con el fin de obtener el apoyo del público llevaron a Luis Santa Cruz, uno de los participantes del certamen gastronómico, a jugar al límite. Como toda acción tiene su consecuencia, su personaje comenzó a ganarse el odio no solo de los televidentes sino también de la propia conductora, Carina Zampini.  

Tanto ella como el jurado empezaron a pedir más disciplina y menos histrionismo de parte de él. Días atrás, se vivió un tenso momento cuando cruzó el límite al asegurar que le iba a pedir casamiento a Zampini si “se divorcia de (Christian) Petersen“. No obstante, la cosa no terminó ahí ya que esta semana continuó con cruces con distintos integrantes.

Conflictivo a la hora de seguir y respetar las reglas del juego, Luis terminó de entregar el condimento de su entraña por fuera del tiempo estipulado. Harta de su comportamiento, Zampini descalificó su acción y le aclaró: “Quiero que sepas que hay un montón de gente en el control prestando atención solamente a si llegan a tiempo o no”, le aclaró clavándole los ojos. “¿Llegué a tiempo?”, le cuestionó desafiante. “Con este no, Luis. ¿Me vas a discutir todo?”, disparó visiblemente enojada. Acto seguido, pidió enviar al corte.

Al día siguiente, las chispas siguieron entre el participante y el jurado. Mientras se trataba de evaluar un tiramisú, Luis volvió a generar discordia en el programa: discutió con Felicitas Pizarro, se burló de Christian Petersen e incluso ninguneó a Mauricio Asta, de quien aseguró estar “acostumbrado” a que no le diga nada bueno. ¡Tremendo!

Cansada.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.