May 222020
 

La canción “Esa malvada” explotó todo en 1996. Atravesó muchas fronteras al provenir de la movida tropical y se sumergió en el inconsciente colectivo de toda la sociedad. Ese boom lo generó el grupo Volcan, con su líder Roberto Edgar. Desde ahí se produjo un ascenso meteórico, con una escalera a la fama impresionante. 

VOLCÁN EN SU ESPLENDOR.

Con su facha, el talento musical, y un estilo de look muy innovador, Edgar alcanzó una visibilidad descomunal, en una etapa en la que las redes no existían y había que poner el cuerpo. Giras, teatros, televisión, revistas, radios, rutas, viajes a otros países. Toda una realidad de ensueño para ese Roberto que aterrizó en Buenos Aires con 15 años, desde su Misiones natal, con la valija cargada de ilusiones. 

Paparazzi se comunicó con el músico para conocer su actualidad, cómo vive en la provincia de la tierra colorada, cuánto le afectó la cuarentena y recorrer los momentos felices, y los oscuros también. 

En una sola vida, Edgar parece haber transitado por muchísimas, porque experimentó contextos y circunstancias de película, como ser amigo de Diego Maradona, compartir años de gira con Charly García, bailar con las divas de la televisión como Susana Giménez o Mirtha Legrand, haber dejado todo y comprarse una limusina; y hasta pensar seriamente en suicidarse. Todo eso, y más, en apenas 41 años en este universo.

Respecto al periodo de esplendor, Volcan rememoró: “Hicimos un Teatro Ópera, algo impensado para la movida tropical, después empezamos a tener giras por todo el país con 20 o 25 shows por fin de semana. Hacíamos 3 provincias en una noche con avión privado. Todo una locura, un ritmo muy diferente”.

EDGAR CON DIEGO Y CHARLY.

De ese adolescente que pisó la capital a un artista consagrado. “Conocí  Diego, lo vi muchas veces durante unos cinco años. También fuimos a Centroamérica a grabar, después a Miami a filmar unos videoclips. Mi vida cambió, quizás era más de lo que había soñado, creo que lo cansé a Dios de tanto pedirle, pero me dio más”, develó.

En 1999 falleció su madre en un accidente automovilístico camino a Mar del Plata. Eso trastocó todo, lo hundió en la depresión, se alejó de la música y de los escenarios.  “Fueron cinco años en los que no tenía ganas de cantar, no me podía concentrar, no estaba bien conmigo mismo. Entonces invertí la plata en una isla de edición de TV, un bar en Palermo y en comprarme una limusina. Hasta que un día pensé en quitarme la vida”, narró el artista. 

EDGAR HOY.

En ese periodo oscuro, sin la música como motor, vivió otras situaciones como editar el programa de Georgina Barbarossa o alquilarle la limusina a Charly García. Hasta que un día vio a sus hermanos de cuatro y siete años, que quedaron en su custodia y encontró la luz para atravesar el túnel. Ahí volanteó y puso el GPS hacia Misiones. En su tierra natal empezó un programa de tele sobre música y un concurso de talentos para el gobierno provincial, así como un boliche en Cataratas del Iguazú.

La vida me cambió, por suerte no terminé en la droga o el alcohol

Desde 2014 su excompañeros de Volcán lo intentaron seducir con el regreso de la banda, pero se negó por la tranquilidad de su nueva vida en el Interior. Hasta que en 2017 aceptó y retornó a Capital Federal a hacer presentaciones, otra vez el raid, aunque con otra velocidad

En ese regreso sentí cosas muy lindas, ver a mis amigos, el público, el cariño, empezaron los shows nuevamente. Me propuse disfrutar, volver pero disfrutar. Hace dos años y medio que estamos laburando a full, volvimos a hacer varios programas de TV, teatro, boliches, casinos”, contó Edgar.

La cuarentena me encuentra en Iguazú disfrutando de la familia

El corazón 

En el medio de ese viraje de su recorrido, Roberto conoció a Jeniffer, de quien se enamoró y en la que encontró una compañera ideal. Así tuvieron a su hijo Edgar Álex, que hoy tiene seis años. 

Hasta que pasó esto de la pandemia, me encuentra en Iguazú con la familia disfrutando.  Somos cristianos con mi señora, nos casamos el 10 de enero y soy feliz, muy feliz, con mi hijo y mi mujer. La vida me cambió, no terminé en la droga ni el alcohol”, confesó. 

CON SU MUJER Y SU HIJO.

Las dificultades del coronavirus

La cuarentena golpeó profundamente al mundo del entretenimiento, como los actores y los músicos. Por eso Edgar pidió: “Quiero empezar a hacer shows virtuales, por diferentes plataforma. Sería de gran ayuda que me busquen en mis redes (Instagram: @robertoedgar01 / Facebook: Roberto Edgar Volcán) para contactarme. Acá en Iguazú está  muy difícil para los músicos porque todos trabajan con el turismo y hoy están sin actividad. Hay muchos en situaciones críticas”.

Ese hombre que deleitó a generaciones con su música, que paseó por todos los escenarios, que se codeó con las figuras más grandes, que cumplió un sueño y que logró reinventarse para escapar de la oscuridad.

La China Suárez le tiró un flor palo a Pampita y defendió a Benjamín Vicuña, su marido: “Me enamora verte en tu rol de padre”

Arde Intrusos tras la suspensión de Marcela Tauro: cómo se gestó la decisión y cuál será su futuro

The post Qué es de la vida de Roberto Edgar Volcán, el cantante furor: “Hoy estoy muy feliz con mi mujer y mi hijo” appeared first on Revista Paparazzi.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.