May 302020
 

Si pudiera pedir un deseo mágico, Susana Giménez quizá elegiría que desaparezcan estos últimos días. Su viaje a Uruguay en cuarentena, si bien cumpliendo protocolos sanitarios y migratorios, generó tal ola de cuestionamientos que la diva decidió hablar con varios medios para dar las explicaciones del caso. Pero, fiel a su estilo espontáneo, la conductora vertió algunas opiniones negativas sobre el aislamiento obligatorio que en nuestro país ya superó los 70 días y arrojó frases como “los presos están en las calles y ¿nosotros vamos a estar presos? La gente se asusta, está harta. La primera cuarentena me pareció perfecto, pero ya vamos sesentena (sic) y pronto setentena, me parece que ya está”.

Esto cayó mal en varios sectores de la opinión pública y la dirigencia política, ya que lo consideraron una suerte de “militancia anticuarentena”, por lo cual surgió otra tanda de “palos” para la diva. El propio presidente Alberto Fernández opinó: “Creo que Susana, sobre quien tengo todo el respeto de una persona a la que no conozco, dice todas estas cosas para que no hablemos de por qué se fue en medio de la cuarentena… Al pobre (Marcelo) Tinelli lo mataron porque se fue un día antes de la cuarentena. Susana habla de todas estas cosas y nadie habla de por qué se fue en medio de la cuarentena”, insistió en diálogo con AM 750.

 

Pero cuando ella ya creía que el tema de su viaje se había “desvanecido”, sufrió un revés: en la madrugada de ayer se cayó mientras salía al parque de su casa y fue tan fuerte el impacto que se sacó el hombro de lugar. “Se encuentra bien. Tuvo una caída de su altura, se sacó de lugar el codo izquierdo. Eso se redujo en block quirúrgico y ya está prácticamente resuelto”, explicó Elvio Paolillo, director del sanatorio Cantegril, en el que la conductora fue atendida y dada de alta cerca del mediodía del viernes. Y agregó que la blonda fue llevada “bajo anestesia general” al quirófano, donde “bajo radiología” se pudo “descartar la fractura” y colocar nuevamente el codo en la articulación. “El codo ya está en su lugar, inmovilizado y ahora hay que hacer los controles”, apuntó Paolillo.

Patricio Giménez, quien acompaña a su hermana en Uruguay, relató cómo fue el accidente doméstico: “Se cayó llevando a Rita, la perra. Estaba con su bolso y una cartera, tenía pantuflas y cuando quiso subir una escalera se tropezó”, dijo en diálogo con Luis Novaresio.

Desde que viajó a Uruguay, sólo tuvo problemas.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.