Nov 192020
 

@jimegol20

Los primeros trabajos con los que Delfina Chaves (24) comenzó a hacerse un lugar en los medios parecían indicar que su camino sería similar al de su famosa hermana modelo, Paula Chaves. Su apellido -y su belleza- le presentaron una oportunidad laboral difícil de rechazar, aunque la joven siempre tuvo claro que se trataba sólo de medios para un fin: aspirar a una carrera como actriz.

Nacida y criada en la zona norte de Buenos Aires, Delfina comenzó a estudiar teatro a los 12 años. “Al principio, era el árbol 4, pero a los 15 tuve la chance de ser la Julieta de Shakespeare. Es importante que te estimulen desde chico. Mamá me llevaba a danza, a piano”, contó en una de sus primeras entrevistas.

Mientras sus compañeros de colegio planeaban el viaje de egresados, ella estuvo cuatro meses de gira con “Viaje de locura”, la obra de teatro que protagonizó su cuñado, Pedro Alfonso. Cada viernes, Delfina iba a Aeroparque a tomar un vuelo a Tucumán, Salta o Jujuy.

Delfina Chaves: “Capaz que la gente piensa que por ser la hermana de Paula el único lugar que me merezco es el ‘Bailando’”.

Ese mismo año, tuvo la oportunidad de viajar a estudiar actuación en Estados Unidos. “Con dos amigas, Oriana Sabatini y Valentina Zenere, me anoté en la New York Film Academy. Cursaba de 9 de la mañana a 4 de la tarde. Ahí supe que quería dedicarme de lleno a esto”, confesó Chaves.

El esfuerzo dio sus frutos y Delfina fue ganándose un lugar entre las actrices de su generación. Protagonizó la obra “Criatura emocional”, fue parte de la miniserie “La casa del mar” y de “Edha” por Netflix. Su consagración popular fue Lucía Morel, uno de los personajes del éxito “Argentina, tierra de amor y venganza”.

A pesar de que acumula cada vez más trabajos, aún debe enfrentarse a los prejuicios. “Capaz que la gente piensa que por ser la hermana de Paula el único lugar que me merezco es el Bailando”, afirmó la joven. “Este es mi camino. Tampoco reniego de ser la hermana de Paula. Es más, lo agradezco. Ella como hermana es un diez”, tuvo que aclarar en más de una ocasión.

CONTRA LOS ESTEREOTIPOS

Delfina tiene una fuerte presencia en redes sociales, donde acumula más de 1.200.000 seguidores. En ese espacio comparte parte de su vida y algunos de sus trabajos publicitarios, aunque es un tema con el que todavía se está amigando. “Yo sé que entro en los estereotipos de belleza, y hay algo ahí de querer romper con eso”, aseguró. En internet “ves cosas que no están bien, chicas que muestran las costillas y que se mueren de hambre, que venden que hay que amarse a uno mismo. Es muy fácil amarse a uno mismo cuando entrás en los estándares de belleza”, opinó.

Delfina Chaves y Albert Baró fueron colegas en “ATAV” y parece que algo más.

EL AMOR QUE NO FUE

Durante el tiempo que estuvo al aire la novela “Argentina, tierra de amor y venganza”, Chaves fue vinculada sentimentalmente con el actor catalán Albert Baró, quien era su interés romántico en la ficción. Todos los fanáticos especularon con que el amor había traspasado la pantalla, aunque ambos repitieron una y otra vez que no existía nada más que una amistad. ¿Les creemos?

Por J.G.

El recorrido de Delfina Chaves.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.