Nov 222020
 

Que Wanda Nara (33) lleva una lujosa vida que muda constantemente de Milán a París ya se sabe. Que habita mansiones de ensueño, maneja autos carísimos y se viste con ropa y accesorios de los más reconocidos diseñadores no es ninguna novedad.

Lo que no se sabía, hasta ahora, es que junto a su esposo, el futbolista Mauro Icardi, tiene una casa de campo en Francia (donde él se desempeña en el Paris Saint Germain), que junto a sus hijos, Valentino, Constantino y Benedicto López, y Francesca e Isabella Icardi visitan muy seguido.

Pero no sólo van allí a relajarse y a disfrutar del aire libre, sino que –además- pasan tiempo con sus animales que, según reveló, son muchísimos.

“Tenemos conejos, gallinas, perros, caballos, patos… No me acuerdo más. Y todo en cantidad”, aseguró Wanda.

“Tenemos conejos, gallinas, perros, caballos, patos… No me acuerdo más. Y todo en cantidad”, dijo la hermana mayor de Zaira Nara. “Francesca, si pudiera, me convertiría mi casa en una granja. Entonces, tenemos todo en nuestra casa del campo a la que vamos muy seguido”, continuó junto a varias fotografías de su hija mayor con caballos y cabras.

Como no tiene niñeras, tal como ella misma lo expresó, explicó que su rutina diaria consiste en desayunar con sus hijos y llevarlos al colegio. Al regreso trabaja y se ocupa de su estética. “Me levanto muy temprano, desayuno con los nenes. Los preparo, luego los llevo al colegio. Vuelvo a casa, trabajo, entreno y tengo esteticista en casa todos los días”, dijo.

“Luego almuerzo con Mauro y vamos a buscar a los niños. Hacemos tareas, los acompaño a fútbol o vamos al parque, depende el día. Cenamos y vuelvo a empezar”, aseguró Wanda Nara, la mujer que supo hacer de su nombre su marca registrada.

Federico Amador sorprendió con un radical cambio de look

Toda la verdad: revelan cómo comenzó la relación de Karina La Princesita y Nico Furman

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.