Ene 272021
 

Envuelta en un mar de escándalos tanto mientras era novia de Diego Maradona como incluso después del fallecimiento del exfutbolista, Rocío Oliva decidió contar detalles de su intimidad y reveló fuertes momentos que vivió de la mano de quien era su pareja. 

En una charla con Teleshow, la panelista de Polémica en el Bar habló de todas las etapas que atravesó mientras era novia del astro del fútbol, recordando el momento en el que se conocieron, aclarando datos sobre su separación y hasta explicando algunos conflictos que aún existen sobre la herencia millonaria que dejó el Diez. 

ROCÍO OLIVA HABLÓ SOBRE SU AÑOS JUNTO A DIEGO MARADONA

Era el principio del 2011, específicamente a mediados de enero, cuando una joven Rocío de 20 años viajó hacia Mar del Plata con un grupo de amigas y visitó la entrada del Hotel Hermitage, en donde conoció por primera vez a quien sería su gran amor. 

“Había ido con una amiga a ver el Superclásico de verano. Eramos jóvenes y fuimos sin reservar un lugar para dormir. La ciudad estaba colapsada y después del partido no teníamos dónde pasar la noche. Entonces mi amiga llamó a un amigo que era manager de Pimpinela, que acababa de dar un show en la playa, y le preguntó si sabía de algo. Él nos dijo que estaban en el Hermitage, que en un rato dejaban la habitación y que podíamos usarla para pasar la noche” explicó Oliva. 

LA PANELISTA REVELÓ QUE SE SEPARÓ ENAMORADA, PERO QUE QUERÍA CONTINUAR CRECIENDO PERSONAL Y PROFESIONALMENTE

En ese mismo momento, Maradona estaba en La Feliz para jugar un partido de Indoor Show: “Yo no era su fan. Diego estaba muy asociado a Boca; yo soy hincha de River. A nosotros, y sobre todo en ese entonces, no nos gustaba que declarara tanto contra River. ¡Diego era demasiado bostero! De pronto, mientras esperábamos al manager de Pimpinela para que nos haga pasar al cuarto, la gente se empezó a agolpar porque venía Maradona. En el tumulto, mientras avanzaba, Diego me ve y me guiña el ojo. No pensé que fuera a mí. Pero al ratito vino un chico a buscarme y me preguntó si yo era ‘la rubia de camperita azul que estaba en la entrada’, porque Diego había preguntado por mí”.

Continuando con su relato, y recordando aquellas épocas con una sonrisa, la mediática confesó que fue a visitarlo y que las estaban “esperando en la puerta de la habitación” para que se tomaran una foto con el Diez: “Estaba con amigos que se fueron yendo y nos quedamos charlando los dos solos hasta que salió el sol. Le conté que había ido a Mar del Plata en un Fiat 147 y se rió. Estuvo súper caballero. Esa noche no quiso darme un beso en ningún momento. ¡Cero! Pero se quedó tres días más… Y entonces sí arrancó con el coqueteo, y empezó todo”.

ROCÍO Y MARADONA COMPARTIERON SIETE AÑOS DE NOVIAZGO

Sin embargo, Rocío recuerda que tardó varios meses en sentirse enamorada del exfutbolista, y que incluso, conviviendo con él en Dubai, aún no se sentía sumergida en ese vínculo: “A los 15 días me llamaron para decirme que se iba a Madrid a visitar a Benja, su nieto (hijo de Gianinna Maradona), que había pensado en mí y que quería que fuera. Yo nunca había viajado lejos. Volé hasta allá y estuvo todo bien. Me dijo que se había enamorado de mí, que nunca le había pasado algo así, pero que tenía cosas personales para resolver en Buenos Aires”.

Me despedí y durante dos años no supe nada de él. Si escuchaba algo por la tele, prestaba atención, pero hacía mi vida. Al principio, mientras estábamos en Dubai, cada vez que me preguntaba si estaba enamorada yo le decía que no. ‘Acordate: te vas a enamorar’, me advertía. Hasta que un día me di cuenta que me había enamorado. Pero me llevó tiempo. Es que nunca nadie me había tratado así” se sinceró Oliva. 

“Mientras estábamos en Dubai, cada vez que me preguntaba si estaba enamorada yo le decía que no. ‘Acordate: te vas a enamorar’, me advertía. Hasta que un día me di cuenta que me había enamorado. Pero me llevó tiempo”

A pesar de que los meses pasaron, y que su relación con Diego duró casi siete años, la panelista decidió separarse, aunque afirma que aún seguía enamorada, ya que sentía que le faltaba su cuota de libertad: “Después de mi experiencia creo que una relación sana es eso: que cada uno tenga su independencia. Somos novios, pareja. Entras, salís… ‘¿Cómo te fue en el trabajo?’; ‘¿Qué te pasó de bueno?’; ‘¿Qué te pasó de malo?’. Yo no podía tener eso. Yo tenía esto de estar 24 horas ahí… Me decía: “’Yo no quiero que hagas nada porque a vos no te falta nada’”.

OLIVA CONFESÓ QUE AL VIAJAR A DUBAI CON DIEGO, AÚN NO ESTABA ENAMORADA

Además, recordó que para poder estar al lado del hombre que amaba, resignó su vocación y sus deseos de seguir jugando al fútbol: “Yo quería crecer como persona, trabajar. Cuando me fui a vivir a Dubai jugaba al fútbol en River y dejé mi pasión; lo que más me gustaba. Me pasaban los años… Se me pasaba la vida al lado de Diego y sin hacer nada. Yo miraba y decía ‘me voy a parar un día, voy a mirar hacia atrás y voy a decir, bueno, bárbaro, acompañé a Diego y estuve a su lado, nos amamos y fuimos felices tantos años’… Pero iba a mirar hacia atrás e iba a decir ‘¿qué hice durante toda mi vida?’”.

En cuanto a las polémicas que vivió durante el velorio de Diego en Casa Rosada, en donde Oliva acusó a Claudia Villafañe de no dejarla ingresar, Rocío revolvió el dolor y explicó sus sensanciones: “Sentí como un manoseo que decís ‘¡Estamos todos locos! No es el momento ni es el lugar’ Después la gente que me veía o me mandaba mensajes me decía: ‘Lo que pasa es que eras demasiado importante en la vida de Diego. Si hubieras sido una noviecita, pasás. Te quedás toda la noche si querés. Pero como eras importante…’. No era linda la imagen de la última mujer de Diego que entra, le da un beso y se despide. Que era lo que quería hacer yo. Despedirme e irme”.

“Se me pasaba la vida al lado de Diego y sin hacer nada… Pero iba a mirar hacia atrás e iba a decir ‘¿qué hice durante toda mi vida?’”

Asimismo, la panelista aclaró que la muerte de Maradona fue un tema que trató con él en reteiradas oportunidades y, según su testimonio, el Diez sabía que iban a existir conflictos con los invitados: “Me da tranquilidad saber que este tema lo he hablado con Diego muchas veces. ‘El día que a vos te pase algo, imagínate yo…’ le decía. No quiero contar mucho detalle, pero muchas cosas de las que pasaron en el velorio él ya las sabía… Era un adelantado. ‘Ese día, ¿sabés cuantas personas van a estar que yo no conozco o quiero?’. Y bueno. Me parece que fue un poco así”.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.