Ene 312021
 

Se quieren, se divierten y se ríen juntos, de eso no hay ninguna duda. Y para demostrar lo mucho que se conocen, Federico Amador y Florencia Bertotti contaron algunos detalles de su vida cotidiana, hecha de pequeñeces y, en el caso de la actriz, de manías imposibles de erradicar.

En diálogo con Juan Etchegoyen, en Mitre Live, Amador enumeró las costumbres más llamativas que hacen a la personalidad de la protagonista de Floricienta. “Te puedo decir dos cositas de Flor. La necesidad de dejar un bocadito en las comidas en el plato, es algo heredado. El último bocado queda en el plato y después se llena”, arrancó.

Florencia Bertotti opinó “fuerte” sobre el cambio de look de Federico Amador: “Tengo como un…”

Y siguió: “Y después, otro TOC sería que la puerta del armario quede cerrada. Necesita que esté cerrada. Si la dejás un poco abierta, te pide que la cierres“.

“Las puertas de los armarios tienen que estar cerradas porque si no, no se puede hacer nada”.

En ese momento, Florencia reconoció: “Es cierto lo que dice Fede. Las puertas de los armarios tienen que estar cerradas porque si no, no se puede hacer nada. Me molesta y me parece re normal. Él saca un vaso y deja la puerta en 45 grados y yo digo ‘¿por qué?, no lo puedo entender’.

Y continuó con su manía de dejar algo en el plato, una tradición entre los suyos: “El ‘Culito Pérez Colman’ le decimos a algo que es heredado de la familia. Mamá y todos dejan en el plato un bocadito. No sé si nos enseñaron que era de buen gusto o de buena educación”.

“No sé por qué pero siempre antes de terminar dejamos un bocadito. No desperdiciamos comida, pero como una cosita ahí. Fede me pregunta por qué no me lo como”, cerró, divertida.

El drama que vive Thiago Batistuta y el desesperado pedido de ayuda

¡Exclusivo! Alejandra Maglietti rompió el silencio y dio detalles de su relación con Hernán Drago

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.