Mar 112021
 

@VivianaRomano

Su verdadero nombre es Alejandro Wiebe, nació el 1º de junio de 1970 y con su metro noventa y dos logró consagrarse como un conductor diferente en la televisión. Fue Nicolás Repetto quien de casualidad lo bautizó con el apodo de “Marley” y así lo reconocen en el país y en el exterior. Sus comienzos fueron en El Trece y desde 2003 trabaja en Telefe.

Los programas que conduce son un éxito de rating y es amigo de celebridades, entre ellas, Susana Giménez, Madonna, Tom Cruise, Shirley MacLaine y Cameron Díaz. Entrevistó a casi toda la farándula nacional y, por su carisma, obtuvo el reconocimiento y la simpatía de estrellas internacionales. En su pasaporte suma más de un millón de millas; sin embargo, a pesar de su trayectoria y sus logros, el nacimiento de Mirko en 2017 lo convirtió en un hombre capaz de relegar su carrera en función de la paternidad. Su orgullo tiene nombre y apellido: Mirko Wiebe; y lo grita a los cuatro vientos.

Sus comienzos.

¡PRUEBA SUPERADA!

Sus proyectos comenzaron de chico en Carapachay, conurbano bonaerense, cuando compartía con su hermano Ricardo sus sueños de convertirse en conductor de programas de televisión, viajar por el mundo y entrevistar a importantes artistas.

Siempre recuerda: “El cine y la televisión fueron mi pasión. La mía es una historia de superación. De chico ya era un aparato, pésimo en los deportes. Que pasó de ‘burlado’ a reírse de sí mismo y asumirlo. Los de la escuela deben de estar diciendo: ‘Mirá con lo boludo que era y le va tan bien’. Nadie me quería en su equipo. Era el peor, y me avergonzaba. Encontré el único lugar que había para la venganza: la tele. Lo malo lo transformé en humor. Siempre digo que si hubiera trabajado en la época de Cacho Fontana, yo no hubiera funcionado. Me habrían echado”.

FLOR DE AMIGOS

La amistad de Marley con Flor Peña nació hace muchos años, en 2004, cuando Telefe los convocó para conducir “El show de la tarde”, y desde ese momento se convirtieron en inseparables. La risa, el humor y la ironía ofician de denominador común a pesar del paso del tiempo; inclusive, sus hijos, Mirko y Felipe, se llevan genial ahora.

El conductor es acompañado por su hijo en cada uno de sus viajes.

MIRKO, EL AMOR

Nació el 27 de octubre de 2017, a las 17.26, con 37 semanas de gestación, y el feliz papá contó en ese momento que necesitaba aún de cuidados especiales, ya que se adelantó un mes el parto. Emocionado, escribió en las redes: “Gracias a todos. Soy papá”, junto a la imagen de la mano del bebé.

Fue en 2015 cuando decidió ser padre a través de la subrogación de vientre, una tarde, mientras jugaba con sus sobrinos. “La primera vez que vi a Mirko, él estaba en brazos de Brittany, la mujer que lo llevó en su vientre. Ella es negra, así que parecían un comercial de Benetton. Después vino el momento de alzarlo y fue un quiebre enorme”. Desde entonces, comparte con sus seguidores la vida de ambos.

Otros tiempos: el romance entre Rocío Marengo y Marley.

ENAMORÁNDOSE

Rocío Marengo y Marley vivieron un romance. Como no se extendió en el tiempo y ambos tomaron diferentes caminos en su profesión, no muchos lo recuerdan. De todas formas, entre ellos quedó una gran relación y hasta se animan a bromear sobre aquel encuentro sentimental. Ella sale con Eduardo Fort y confesó hace poco sus deseos de ser mamá.

Por V.R.

Los cambios de Marley.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.