Mar 122021
 

@AnaliaCab

La floja traducción al inglés de esta película -“Descuida, yo te cuido”- en Netflix no le hace justicia a esta brillante comedia negra que retrata de manera descarnada cómo los más desprotegidos pueden ser víctimas de los avivados como Marla.

Ella es fina, carismática y encantadora. También es una “serpiente”. Grayson se desempeña como tutora legal profesional en juzgados, donde le asignan a decenas de tutelados de la tercera edad. Pero lejos de velar por su salud y preservar su patrimonio fruto del esfuerzo de tantos años, se dedica a estafarlos sin miramientos, confiscándoles todos los bienes con métodos cuestionables pero técnicamente legales.

Marla no tiene un atisbo de remordimiento. Su frialdad es arrolladora al igual que su oratoria. Así que cuando gracias a uno de sus contactos de un geriátrico (igual de corrupto que ella) recibe el expediente de Jennifer Peterson (Dianne Wiest), una jubilada con una gran fortuna, sin herederos ni familia a la vista, junto a su amante y socia van a por la presa. Pero si bien en principio todo parece marchar bien para ellas que comienzan rápidamente a dilapidar sus bienes y aislar a la adorable viejecita, aparece un hijo oculto (Peter Dinklage, el Tyrion de “Game of thrones”) que obliga a Marla a redoblar la apuesta en un juego exclusivo para depredadores, sin reglas ni límites.

El hombre ostenta recursos y poder propios de la mafia, por lo cual comenzará una lucha sin cuartel entre estos dos seres muy inteligentes e igual de inescrupulosos. Ambos usarán todo lo que tengan a mano -ella el conocimiento de las leyes y los vericuetos judiciales, él la fuerza bruta- para perjudicar cada vez más al otro con un twist en el final bastante interesante.

En una entrevista con Vogue, Pike contó que para sumergirse un poco más en su rol, escuchó las charlas Ted que brindó en 2014 Elizabeth Holmes, directora ejecutiva de una compañía de cuidados de salud que fue acusada de fraude en 2018. “Quería entender cómo haces para poner a la gente de tu parte y desarrollas el arte de vender algo que tal vez sea una total bancarrota moral, pero que la gente compraría. No basé a Marla en Elizabeth, pero estaba buscando esas pequeñas cosas que están presentes en el lenguaje corporal y los movimientos de los párpados. También está su sinceridad y resulta interesante que Marla juegue con esa idea”, detalló.

Por A.C.

Pike ofrece una excelente actuación en esta película de Netflix.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.