Abr 052021
 

Cuando Carla Conte se quedó sin trabajo y comenzó la cuarentena, tomó una drástica decisión que la hizo cambiar por completo. La conductora decidió dejarse su cabellera al natural y dejar de lado las tinturas.

Las canas en su cabello comenzaron a aparecer con el tiempo y la panelista de 43 años, en la actualidad, se encuentra fascinada con el resultado. Más allá del cambio estético, lo que le da placer es sentirse libre de tener que ir una vez cada tres meses a la peluquería. 

Así lo explicó en un video que compartió en sus redes sociales. Al respecto advirtió: “La idea de dejar de teñirme la vengo amasando en mi cabeza hace mucho tiempo. El año pasado cuando se corta mi trabajo que hacía desde hace tres años de lunes a viernes, lo primero que pensé es ‘no me tiño más’. Le daba vuelta al tema porque odiaba las raíces, la obligación de tener que teñirme cada tres semanas me parecía una cárcel“.

Teñirme es algo que surgió por el trabajo, no es que odiaba mis canas, lo tenía que hacer porque cada vez tenía más canas y estaba presa de la imagen por el trabajo y por estar tan expuesta y cuando me quedé sin laburo dije ‘listo’ y no lo sufrí. Me parecía un color hermoso, lo disfruté y estuvo buenísimo. Después volví a laburar una vez pro semana, y tuve mis dudas, me teñí un poco el frente hasta que dije ‘salgo así y que se note’”, sostuvo.

 
 
 

 

Ver esta publicación en Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

 
 

Una publicación compartida de Carla Conte (@negraconte)



En el medio la ansiedad, me corté, por eso esta corto sueño con tener un pelo largo y canoso que ya será. Lo viví con alegría y recibí comentarios negativos, incluso tuve una batalla con mi mamá que no lo quería, que al día de hoy se tiñe y se tiñe pero es de otra generación y las canas en su cabeza la dan vejez y no lo veo así me parece un color precioso el plateado. No me siento vieja, me he sentido vieja hace diez años y no tenía que ver con el pelo”, continuó la ex líder de “Confrontados”.

“La morocha argentina no es más morocha, es plateada. Si me siento linda o fea no tiene que ver con el pelo, sino con que las mujeres somos así, a veces nos sentimos mejor y otras no tanto. Yo veo a una mujer nueva naciendo y me encanta”, declaró Conte. Y cerró: “Siento seguridad y felicidad con el cambio así que no me llegan, que cada uno haga con su pelo lo que quiera. Me siento libre de esa presión que sentía de todo el tiempo de tener que hacer algo para tapar, ¿qué tapo? ¿Años? ¿Vejez? No, estoy feliz“.

El gran cambio de Carla Conte.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.