Abr 052021
 

Oscar Martínez, actorOscar Martínez, un actor de renombre que se tuvo que ir del país.

La pandemia generó una crisis económica mayor a la que ya se tenía. Los actores argentinos no fueron la excepción y algunos tuvieron que emigrar. Es el caso de Oscar Martinez quien se instaló en España a raíz de la profunda crisis económica que generó el COVID-19 en Argentina y desde allí, a la distancia obligada, habló de la actualidad de nuestras tierras.

 

“Hace varios años me empezó a revolotear la idea de estar más aquí (España) que en Buenos Aires, porque estoy bien, la paso bien, estoy a gusto, me tratan muy bien y me siento como en casa“, contó Oscar Martínez en comunicación con Ladran Sánchez de Radio Mitre.

 

En dicha entrevista, el reconocido actor aseguró que ante la crisis económica argentina “es una bendición tener una alternativa laboral en Europa”.

 

“Lo vivo como un enorme privilegio y quiero disfrutarlo”, dijo y detaló: “Yo pensaba volverme en noviembre y por consecuencia de la pandemia, principalmente, dije: No, nos quedamos”. Así narró su arribo a España, donde se radicó.

 

Yo estando afuera no hablo de la Argentina porque me parece que no corresponde. Pero sí es cierto que a la distancia uno ve mejor las cosas y toma noción de la magnitud de ciertas cosas”, sostuvo el premiado actor.

 

Hoy, dice que la incertidumbre lo angustia mucho más que el miedo. “No tuve miedo de terminar internado en una terapia por infectarme. Me cuidé, tomo vitaminas desde el primer día y evito la vida social”, narró sobre la pandemia.

 

El actor de 70 años aseguró que volver a España fue “un alivio”, porque significó el retorno a su trabajo, y una mejor calidad de vida. Con esas frases marcó su visión en torno a la actual economía y situación social de nuestro país. No estaba a gusto y no veía posibilidades de mejoras.

 

Tiró una frase que hoy es titular de todos los medios: “No extraño nada de la Argentina. Allí están mis hijas, mis nietos y mis amigos pero la estaba pasando muy mal, me resulta muy tóxica la Argentina”.

 

“Muchas de las películas que hice en los últimos siete años tuvieron un suceso importante, como Relatos salvajes o El ciudadano ilustre, y así llego a la cuarta película que hago en España”, repasó Martínez.

 

El autor y director teatral, de 70 años, recibió el 27 de agosto pasado la tercera distinción otorgada por el Festival de Cine de Málaga, en este caso a su trayectoria. 

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.