Abr 132021
 

Las vacunas contra el coronavirus despiertan arduos debates, así como cuestionamientos de toda índole, ya sea por si llegan tarde o por qué país las fabricó o si son efectivas y demás. En esa ensalada de sobreinformación se exponen también los profesionales de los medios.

Cristina Pérez protagonizó un momento televisivo peculiar, dado que osó cuestionar la calidad de la dosis china Sinopharm, en un diálogo con el doctor Daniel López Rosetti. La conductora se tiró al vacío y sostuvo: “Porque los dos millones de vacunas más cercanos que tiene para recibir Argentina son los de Sinopharm, la vacuna china, que recibió Mauro Viale, y desde China dijeron la verdad no es tan efectiva como pensábamos”.

Pampita pidió que una amiga suya esté en La Academia y le dieron el gusto: ¿quién es la acomodada?

El médico la contradijo con conocimiento de causa y la dejó al descubierto: “La primera respuesta es que si yo tengo que vacunarme y es mañana, me vacuno con Sinopharm, sin ninguna duda. Los estudios preliminares hablan de una eficacia mucho más alta, y es del 80%, pero no fueron publicados en revistas internacionales“.

Esas concepciones livianas de Cristina se convirtieron rápidamente en tendencia en las redes sociales. En ese contexto, Darío Villarruel, el abogado y comunicador, decidió publicar una crítica durísima contra la conductora del noticiero.

El hombre de las leyes evitó los formalismos y fulminó a Pérez: “No sé puede ser tan basura engañando a la población desde un canal de televisión. Son terroristas sin duda no les importa nada. Terrible lo que hacen, por favor no los mire más por su salud. Será justicia“.

Ese tuit de Villarruel provocó adhesiones y también opiniones contrarias. Lo cierto es que abrió una puerta para un enfrentamiento con Cristina. ¿Habrá respuesta?

¡Hizo de todo! Cómo fue la vida de Dani La Chepi antes de convertirse en influencer “por accidente”

La deslumbrante foto sexy de China Suárez que causó furor en las redes

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.