May 232021
 

La tristeza por la pérdida de un ser querido nunca se agota, menos cuando se trata de la muerte de una hija, como les pasó a Benjamín Vicuña y a Pampita, que en septiembre de 2012 despidieron a Blanca a sus seis años, tras sufrir una neumonía hemorrágica.

Y en los últimos días, emocionado por la fecha significativa del cumpleaños de su primogénita, que hubiera soplado las 15 velitas, Benjamín se abrió con revista Hola y contó cómo sigue adelante con el dolor de no tener a su niña.

El hermano de Pampita contó los secretos de la íntima celebración por Blanquita: “Fue conmovedor. Nos acercó a Dios”

“Creo que pasé por diferentes etapas y, finalmente, entre intuición, buenos consejos y la vida misma, entendí que efectivamente debía y tenía el derecho de seguir viviendo, de poder incluso transitar ese camino tan doloroso, aceptarlo, convivir con eso. Y convivo hoy con eso”, se sinceró el actor chileno, tras el homenaje familiar que le hicieron a Blanca en el aniversario de su nacimiento.

Vicuña se refirió a cómo tiene a su hijita siempre presente: “Cada vez que pienso en mi hija incluso hasta sonrío, y eso es muy bonito porque tiene una dimensión profunda, gigantesca y luminosa. Algo que aparentemente es tan triste y trágico, verdad”.

“Me siento cuidado, siento que mi vida por momentos también tiene un sentido y, de paso, también tengo una obligación y un derecho de seguir siendo para mis hijos un padre atento y feliz”, añadió.

“Cada vez que pienso en mi hija incluso hasta sonrío, y eso es muy bonito porque tiene una dimensión profunda, gigantesca y luminosa”.

Consciente de que cada padre y madre lleva su duelo como puede, la pareja de la China Suárez aclaró que lo suyo “no es una estrategia”. “Me parece más bien un impulso, un susurro de alguien del más allá que claramente me empujó a seguir por este camino. Y yo con esto no bajo línea a nadie. Yo puedo entender y comprender a cada persona que desea vivir su duelo como le parezca, y la persona que desea no seguir viviendo también lo entiendo y lo respeto”, explicó.

“Pero en mi caso particular, con mis hijos y con la vida por delante, también en un momento me enfrenté a la situación de decir: ‘Esto puede ser incluso peor, puede ser cada vez más difícil para mí y para mi entorno’”, agregó, sobre sus días más duros.

Y cerró, conmovido: “Entonces, esa misma rabia que tuve frente a todo, frente a la vida y la religión, en un momento dije ‘no, es mi formación, es mi mundo interior, me aferro a eso porque además quiero una larga vida’. Quiero una larga vida y, de hecho, aquí estoy, honrando a mi hija con una sonrisa”.

¡Su verdad! Benjamín Vicuña contó cuándo empezó su romance con la China Suárez y desató otro escándalo

Mariana Brey se defendió de las críticas a su cuerpo y avisó que quiere ingresar a un quirófano para retocarse

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.