May 312021
 

Dice que en el Centro Umepay, donde vive en Córdoba, nadie lo conoce como Alejandro sino como Amrit, el nombre que eligió en este nuevo tramo de su vida en el que la espiritualidad, el yoga y el coaching son protagonistas.

“Ese es mi nombre y así me gusta que me llamen. Porque me transformé y me fui creando”, dijo Alejandro Rial en una entrevista a Teleshow en la que aseguró que casi no recuerda “su otra vida”. Esa que vivió hasta seis años atrás, cuando todavía vivía del periodismo, oficio que lo convirtió en la cara visible de varios noticieros de América y Canal 26.

Grave acusación de Jimena Campisi contra el millonario Tomás Costantini: “Con lo que me pasa no nos alcanza para comer y…”

Y si bien este estilo de vida cobró especial fuerza para él en el último tiempo, al acompañar a su esposa, que murió tras seis años en coma por un accidente automovilístico, su interés por lo espiritual no era nuevo.

“Hice talleres de desarrollo personal con meditación y coaching. Me cambió la vida. Durante un año me dediqué a hacer cosas conmigo: estudiar, escribir, leer, disfrutar el tiempo libre, practicar arquería, salir en kayak por el río en el Tigre”, contó Amrit, sobre el año en el que, a fines de los noventa, se tomó un año sabático de la tele.

Cuando se le terminó el dinero, simplemente, volvió a trabajar. Ya en ese momento, a la par de que estaba en el noticiero de Canal 26, Rial se recibió de counselor y coach ontológico, empezó a dar talleres y atender consultas. Además, se casó con María, diez años menor que ella.

“Cuando llevábamos cuatro años juntos, Mary tuvo un accidente automovilístico, en el Acceso Oeste. Primero la llevaron al Hospital Posadas, luego al Instituto Fleni y después le armamos la internación domiciliaria en la casa de su madre, en el cuarto de su infancia”, recordó.

“Estuvo 6 años y medio en coma, en estado de mínima conciencia, tenía sueño y vigilia, abría los ojos, pero no había comunicación ni certeza de que escuchara o comprendiera lo que la rodeaba”, explicó.

“Mi esposa estuvo 6 años y medio en coma, en estado de mínima conciencia: abría los ojos, pero no había comunicación ni certeza de que escuchara o comprendiera lo que la rodeaba”.

Rial señaló que en los primeros dos años estaba la posibilidad de que su mujer recuperara la conciencia: “Hicimos todo lo posible. Pero las personas que tienen daño cerebral presentan complicaciones del sistema inmune. Y después de que Mary tuvo meningitis ya no había posibilidad de recuperación. Entonces, los últimos cuatro años y medio solo quedaba esperar a que muera, acompañarla y darle bienestar”.

Charlotte Caniggia deschavó el presente sentimental de Mariana Nannis y aclaró todo: “Mi mamá está…”

En ese momento, Amrit no se preguntaba por qué le había pasado, sino “para qué”: “Di charlas a médicos para hablar de la muerte con tranquilidad. Hice talleres sobre cómo la muerte nos convoca a la vida. Cómo nos llama a pensar qué hacer con nuestra vida”.

Dado el giro que estaba dando su vida, el próximo paso fue dejar el periodismo, decisión que tomó en junio de 2012. Así lo recordó: “Quise correrme para dedicarme a acompañar a las personas en la búsqueda de una vida distinta. Hice el noticiero divirtiéndome hasta el último día. No me fui cansado, me fui porque sentí este llamado. Fue en la época que Mary estaba en internación domiciliaria”.

Hoy, además de ser couch y counselor, Amrit escribió dos libros, es instructor de kundalini yoga y guía meditaciones por Instagram todos los días, da clases y talleres, desde su propia experiencia: “Con el accidente de Mary aprendí que frente a las circunstancias podés hacer un mar de lágrimas o un paraíso”.

La agitada y loca vida de Pablo Migliore, el arquero que ataja penales en lo de Guido Kaczka

¡Exclusivo! Alejandro Fantino deja su programa de América para acompañar a su mamá

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.