Jun 062021
 

@RFilighera

Marcos Rafael Gómez, 58 años, nacido en Río Cuarto, Córdoba, y conocido popularmente como el inefable Bicho Gómez, es el claro ejemplo de la perseverancia como emblema de una actividad en la que desde chico expuso convicciones de vocación.

El creador de personajes como “El payaso mala onda”, “El borracho” y “El mariachi loco” saltó a la fama de la mano del inolvidable Jorge Guinzburg. Sin embargo, el circo fue su gran escuela, la que le posibilitó el abordaje de otros rubros y ser malabarista, payaso, trapecista, domador de leones y acomodador. Todo, absolutamente, todo cubrió el Bicho. Y, como si esto fuera poco, fue “criado” -leyenda y vida real mediante- nada más ni nada menos que por una chimpancé. “Los monos estaban en las jaulas y mis padres los sacaban cada tanto; a una mona en especial la traían al tráiler, a nuestra casa rodante, como si fuese un chico más. Me acuerdo que le decían ‘andá a buscarlo al Bicho’ y adonde estaba yo se venía la mona, me abrazaba y me llevaba con mis viejos”, evocó con afecto y melancolía el campeón del “Bailando por un sueño 2014” junto con Anita Martínez.

En charla con DiarioShow.com, el popular actor y humorista se confesó con agenda abierta. Un Bicho Gómez, en definitiva, superauténtico.

Más allá de la base artística que te dio el circo ¿cómo te marcó emocionalmente?

-El circo, más allá del oficio, me dio las herramientas necesarias para ganarme la vida. Me introdujo al conocimiento de una profesión fundamental para todo lo que vino posteriormente.

-Trabajaste desde los cuatro años bajo una carpa. ¿Qué cosas ganaste y perdiste de tu infancia?

-La verdad es que siento que gané más de lo que perdí. Esto seguramente obedece a que en los comienzos era para mí un juego. Sobre todo cuando me portaba mal y la penitencia, en consecuencia, tenía que ver con no poder trabajar. Y realmente lloraba muchísimo. A la distancia, no tengo dudas en afirmarte que se trató de un mundo mágico la posibilidad de haberme criado entre leones, tigres, monos, elefantes, trapecistas, acróbatas, magos y payasos. Tengo la sensación de que se trató de una infancia muy fellinesca (por el estilo estético del director italiano Federico Fellini).

En el trapecio, ¿sentiste la sensación de vértigo entre vida y muerte?

-Por supuesto. La mayoría de los actos que uno realiza en el circo son de mucho riesgo. Debido a todo esto, en el circo se aprende a convivir con la muerte.

 
 
 

 

Ver esta publicación en Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

 
 

Una publicación compartida por Bicho Gomez (@bichogomez64)



-¿Qué recuerdo tenés de tu vínculo con la chimpancé llamada Yenny?

-En el circo, en esa época, era normal tener animales y la relación, en consecuencia, entre el adiestrador y los animales era como la que cualquier hijo de vecino tiene hoy diariamente con su mascota. La mona siempre estaba en mi casa rodante durante el almuerzo, también, en el horario de tomar la leche a la tarde; Yenny formaba parte de nuestro grupo familiar. Era otro integrante de la familia. Algo absolutamente normal. El recuerdo de Yenny ha quedado marcado en mi vida de manera indeleble. Era, en sus actos, casi humana; se hacía entender como si fuera un chico, algo realmente maravilloso. Es inolvidable para mí.

-Se dice que el payaso circense carga en su humanidad una profunda tristeza. ¿Es leyenda o realidad?

-Yo creo que forma parte de una supuesta leyenda que se transmitió de boca en boca. Los payasos son gente muy divertida, que se la pasan haciendo chistes en cualquier momento del día, aunque no estén maquillados.

El Bicho Gómez y Anita Martínez fueron los campeones del 'Bailando 2014'
El Bicho Gómez y Anita Martínez fueron los campeones del “Bailando 2014”

-Independientemente de la pandemia, ¿cómo observás la realidad del circo?

-El circo se reinventó en estos años y los espectáculos proyectados, entonces, pasaron a convertirse en propuestas más teatrales. Cada show cuenta una historia propia; no obstante, la esencia, los protagonistas, las figuras pertenecen, exclusivamente, al mundo circense.

-El recuerdo de Jorge Guinzburg está muy presente.

-Fue un ser maravilloso en cualquier aspecto de la vida. Pertenece a la galería de aquellas personas que engalanan nuestras existencias, un tipo, en definitiva, más que importante para mi carrera y mi mundo personal.

-¿Qué alegoría encerraba “El payaso mala onda”?

-Entiendo que se trataba de un payaso rebelde y que siempre se encontraba en una actitud disconforme. Y a esto había que sumarle el plus que se caracterizaba por realizar, de manera permanente, preguntas incómodas.

-Después se incorporó tu rol de comediante.

-Soy un actor, por sobre todas las cosas. Transito el rol de comediante, tanto para chicos como para el público adulto. Hice circo, shows infantiles, comedia musical, teatro de revista y televisión. Lo importante para mí son los desafíos y la posibilidad insoslayable de tener siempre presente el norte de mi profesión: poder hacer reír y entretener a la gente.

EL PASO DEL BICHO GÓMEZ EN “CORTE Y CONFECCIÓN”

Luego de ganar la final del “Bailando”, allá por 2014, cuando fueron convocados en la edición siguiente para estrenar el título de campeones, el Bicho Gómez y Anita Martínez se negaron sistemáticamente y dicha circunstancia, entonces, dio lugar para una serie de versiones, aunque, la más firme daba cuenta de que Anita se había enamorado del Bicho.

Ambos, en esta temporada, formaron parte del reality “Corte y Confección Famosos” e, inevitablemente, la consulta de aquel episodio no se hizo esperar de parte de Andrea Politti, la conductora del citado ciclo. “No, no tuvimos lío, nos distanciamos porque nos agotamos el uno del otro”, empezó explicando Gómez. A todo esto, Anita expuso: “No dábamos más, simplemente”. A lo que el Bicho Gómez agregó, con el objetivo de sacarle tensión a aquella circunstancia: “Muchos se olvidan de que seguimos bailando, hicimos temporadas de teatro y nos volvieron a llamar. Me extraña que sigan diciendo ‘no volvieron más’ y, sin embargo, contra todo tipo de pronósticos, retornamos tres veces luego del ‘Bailando’”.

 

El Bicho Gómez en Corte y Confección
El Bicho Gómez en Corte y Confección

Acto seguido, Politti -ni corta ni perezosa- disparó: “¿Y por qué decían, Anita, que te habías enamorado del Bicho?”. La Martínez, rápida de reflejos, confesó lo siguiente: “Cualquiera se enamoraría del Bicho. La verdad es que fueron años muy hermosos e hicimos una labor bella con el refugio de San Francisco de Asís, que seguimos apoyando los dos”.

Si bien el actor fue eliminado hace poco más de un mes del reality a “manos” de Pachu Peña, la experiencia fue muy valiosa para él. “La verdad, la pasé muy bien, me divertí, aprendí, que era lo principal, venir a pasarla bien. Aprendí muchísimo. Gracias a los compañeros geniales, porque la verdad, cuando uno viene a trabajar, no conoce a la mayoría, pero cuando se trabaja con mucho respeto, es genial”, dijo al despedirse.

EL BICHO GÓMEZ CONFESÓ QUE TIENE GANAS DE CASARSE

En 2019 la vida del Bicho Gómez generó un verdadero estallido de alegría y felicidad. A fines de julio nació su hija Renata, fruto de su relación con Verónica Pecolla, coach del “Bailando” en aquella temporada. Se conocieron en 2014, cuando ella fue su coach. Él ya era padre de Rocío, de 22 años, y de Homero, de 12. En tanto, su pareja, Verónica, fue madre primeriza.

El Bicho Gómez con su pareja
El Bicho Gómez con su pareja

Todo redondeó, de esta manera, una bella historia de amor y que lo encontró en una gran etapa, tanto en lo profesional como en su universo privado. Acerca de cómo es hoy su vida en cuarentena, el comediante aseguró: “Con Vero podría vivir eternamente en cuarentena, hasta que se nos acabe la vida. Mientras no nos falte el vino, está todo bien”, bromeó. Y describió: “Nos gusta a la noche ponernos a cocinar y tomarnos un vasito de vino juntos. El mejor momento del día es cuando estás en pareja, sos feliz y estás enamorado”.

¿Tiene ganas de casarse? “¡Vero no se quiere casar! Quiere vivir de novia. Le hice la propuesta varias veces, pero ella me responde que no. ‘Si estamos re-bien así, ¿para qué?’”, admitió. Pero no se resigna: “Yo creo que ella está esperando que la sorprenda con un pedido especial de casamiento, aunque mirá que he comprado anillos y todo, pero ella se ve que quiere algo distinto, pero todavía no se me ocurre qué hacer”.

Por R.F.

El actor recordó los orígenes de su carrera.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.