Jul 152021
 

Un pequeño prototipo con forma de apósito sobre la piel puede generar energía, un desarrollo que abre la puerta a nuevos desarrollos de dispositivos que no dependan de las tradicionales baterías de litio. Esto es lo que proponen los investigadores de la Universidad de California en San Diego con una tecnología que, gracias a unas reacciones químicas, transforman el sudor en electricidad.

El prototipo, con un aspecto pequeño y que se adhiere en la yema de los dedos, no requiere de ejercicios ni esfuerzos adicionales y tampoco utiliza implantes físicos. “Esto nos permite sentar las bases para crear dispositivos vestibles más fáciles de usar y accesibles para cualquier persona”, señala Joseph Wang, uno de los autores del estudio.

Si bien la energía que generan no satisfacen las necesidades de un smartphone, los 400 milojoules que generan estos pequeños apósitos en los dedos son suficientes para que un reloj inteligente pueda funcionar todo un día. Incluso esta capacidad se podría incrementar por diez si se utilizan estos adhesivos especiales en todos los dedos.

El funcionamiento de estos apósitos está basado en un material absorbente, similar a una esponja, con el objetivo de extraer la mayor cantidad de sudor. Mediante una serie de electrodos especiales de carbono con encimas especiales, al entrar en contacto con el sudor se produce una reacción química que genera energía, que luego se almacena en un pequeño condensador eléctrico.

Apple ya tiene una batería MagSafe oficial para iPhone 12

“Nuestro objetivo es crear un dispositivo práctico. No se trata de otro prototipo cool que genera algo de electricidad, queremos que logre proporcionar una cantidad de energía suficiente para que puedan funcionar sensores y pantallas”, explica Lu Yin, estudiante de nanoingeniería de la Escuela de Ingeniería Jacobs de la Universidad de California en San Diego.

De forma previa, los investigadores habían elaborado diferentes prototipos, como la camiseta con microrredes que permiten utilizar el cuerpo como fuente de energía. Por su parte, científicos de la Universidad de Cincinnati también apelaron a pequeños sensores que producen electricidad en base al sudor.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.