Jul 152021
 

Durante estos 18 de meses de pandemia kirchnerista fui advirtiendo muchas de las trampas que usaron para gobernar. Advertí, al comienzo de la pandemia, que el kirchnerismo iba a aprovechar el coronavirus para acelerar el “vamos por todo recargado”. Señalé a los pocos meses de que asumiera que Alberto Fernández es “bueno para hacer los mandados, no para dar las órdenes” y que solo fue útil en la boleta electoral para que a Cristina no le pasara lo mismo que a Menem en 2003. Que, por lo tanto, Alberto Fernández es un peón en el ajedrez de Cristina, el Juárez Celman de Cristina.

Voté en contra de las sesiones virtuales y alerté que era un mecanismo para avanzar contra el Congreso, suplir la falta de quorum propio por una estratagema que lo aseguraba, a la vez que los liberaba de pagar los costos del debate presencial, para definitivamente gobernar por decreto, sin dar explicaciones y sin controles. Me opuse firmemente a las sesiones virtuales y el tiempo me dio la razón.

Defendí a la gente, al laburante, al comerciante, que no podía trabajar. Me opuse a la cuarentena eterna sin plan de salida desde el minuto uno. Dijimos que no era “salud o economía”, sino que era salud, economía, más un Congreso que definiera todos los aspectos centrales del debate nacional, incluidos los temas sanitarios y de salud. Señalé que “la gente no podía hacer la cuarentena de los Báez” de estar encerrado años y mantener una vida de normalidad, en el caso del testaferro de Cristina, con su mismo nivel de vida que antes de ir preso.

Al ocurrir el caso Vicentin, alcé la voz en contra de la expropiación, señalando que Alberto Fernández intentó hacer lo mismo que Videla con el Grupo Greco, usar la fuerza del Estado para quedarse con la empresa. La dictadura con las armas y Fernández con un virus que piensan usar por mucho tiempo aún. También pusimos de relieve en aquel momento que YPF no le pagaba a sus proveedores hace varios meses, ofrecía retiros voluntarios a su personal y ¿se pretendía que se haga cargo de Vicentin? El tiempo también nos dio la razón.

En el asesinato de Fabián Gutiérrez, exsecretario privado de Cristina Kirchner, sostuvimos y explicamos al país que el mismo era consecuencia de las valijas de Cristina, de su plata robada y producto de la corrupción K. El gobierno intentaba resaltar lo que consideraban debía ser la postura responsable de la oposición en el caso, la de esperar sin decir las cosas como son. No sólo dijimos la verdad, que conozco y denuncié por años, sino que sostuvimos: “Era imposible que la sociedad no hiciera la analogía con Nisman”, no fue un crimen pasional, fue por la corrupción de Cristina.

Acto seguido los argentinos veían azorados como el gobierno apañaba delincuentes en tomas de terrenos y campos, con la lenidad y la blandura cómplice de una parte de la justicia. Como con la 125 no pudieron quedarse con la producción nacional, ahora van por su nacionalización. Alertamos que la reforma agraria y una nueva Junta Nacional de Granos es el plan para quedarse con la matriz productiva del país. Por eso resaltamos, como ejemplo de este asunto, que Grabois en el gobierno de Juntos por el Cambio “no se animaba a tomar campos porque iba preso”.

Cristóbal López hizo lo mismo que la mafia en EE.UU. con el impuesto a los combustibles. Ellos fueron presos y a Cristóbal López, Cristina, Massa y Máximo Kirchner, le obsequiaron una ley a medida para que devuelva lo robado en cómodas cuotas. Expresamos ese día al rechazar esa moratoria que: “una mayoría no todo lo puede y que el estado democrático no puede ser un estado delincuente. Lancé la pregunta acerca de “cuándo vamos a tratar una ley que no sea de impunidad o un traje a medida de las necesidades del poder”.

También señalé en junio de 2020: “Cristina sueña con darle los atributos de mando a Máximo”. Y que no va a poner su libertad en manos de Massa. Una fórmula Máximo Kirchner-Ricardo Alfonsín es posible y anida en sus pensamientos.

Alertamos durante 2020 que “Cristina esta acorralada y por eso toma de rehén al Congreso y la Justicia”. Necesita la reforma judicial para ella transformarse en la Justicia, y de no lograrlo “Cristina tiene tres finales, su autoamistía, la cárcel o el exilio”. Por eso “Cristina necesita implantar y nacionalizar el modelo Santa Cruz para no ir presa”. Hasta “Máximo tuvo que dejar la Play para no ir preso”. Nunca le interesó la política, pero los fueros son su escudo contra la justicia.

Sostuvimos que el delictivo vacunatorio vip es el clientelismo vip que denuncié en 2007, mediante el cual el kirchnerismo usurpó El Calafate y se quedaron con millonarios terrenos fiscales a precio vil. De ahí surge gran parte del enriquecimiento ilícito de los Kirchner. Como no se iban a poner las primeras vacunas ellos y los amigos del poder y funcionarios oficialistas y quienes le hacen seguidismo al gobierno.

Reflejamos que “el impuesto a la riqueza tiene su antecedente en el impuesto automotor de Menem”. Dimos la prevención: “El dialogo que pide la vicepresidente es falso, porque Cristina no reconoce pares”.

A comienzos de enero de 2021 manifesté: “Menem tiene que ser el último político que se escape de la Justicia”. Para que no nos vuelva a pasar con Cristina y los demás corruptos K. La reforma judicial no puede salir.

Señalamos en el Parlamento, en los medios y en la recorrida que hicimos por todo el país “que en estas elecciones de medio término como en el ’83 elegimos entre amnistía o justicia, entre si hay Cristina o hay Justicia”. Por eso es importante que se vote, pero con elecciones transparentes y no amañadas y con dificultades de muchos argentinos para poder votar. Envié una nota hace tres meses como diputado a la OEA para que este organismo controle con veedores los comicios y arbitre medidas para que los argentinos residentes en el exterior puedan votar.

Alertamos que el Gobierno no quería clases presenciales, porque si los chicos pueden ir al colegio de lunes a viernes el domingo se puede votar. Pero si la idea es no votar se necesita tener las escuelas cerradas de lunes a viernes y para eso la pandemia era la excusa perfecta.

Cristina solo quiere que voten los chicos de La Cámpora, como no pueden guardar las urnas, por eso censuran el voto de los argentinos en el extranjero. Este Gobierno de tramposos postergó las PASO con la excusa del coronavirus, pero los peruanos residentes en el país votaron mientras los argentinos no podían salir de sus hogares.

No tienen nada bueno para mostrar al electorado, prometieron asado para todos y en la TV pública enseñan a hacer alfajores de polenta, una tomada de pelo a la gente, por eso buscan ganar tiempo posponiendo las elecciones. Hay que estar atentos para que no quieran instalar algún ardid como la Ley de lemas a nivel nacional en reemplazo de las PASO, ya que esta ley perversa viola el principio de intransferibilidad del voto. En Santa Cruz y Formosa se aplica esta ley y les garantiza que, aún perdiendo, siempre terminan ganando la elección.

Para financiar la campaña, Cristina se quedó con la caja del PAMI, la Anses, Aerolineas, Ministerio de Habitat, YPF y la Hidrovía y busca la caja de Salud y obras sociales con el viejo proyecto peronista del Sistema de Salud Único del Estado y, justo de casualidad, además una parte del impuesto a la riqueza va destinada a la petrolera controlada por un soldado K de Santa Cruz.

Cristina en 2023 no va a poder engañar al electorado como en 2019 escondiéndose en la boleta, por eso necesita que Máximo tenga protagonismo con malas leyes electoralistas como las de “Zonas frías o Biocombustibles” o rodaje en el Ejecutivo nacional para mostrar gestión. El plan B es el gobernador Axel Kicillof. Ricardo Alfonsín o algún Ricardo Alfonsín puede ser el vice de cualquiera de los dos planes, solo porque su apellido tiene peso para lavarle la cara al tránsito a la autocracia familiar, consanguínea y hereditaria de Santa Cruz.

Denunciamos la bochornosa compra de Edenor por parte del Grupo Vila-Manzano, Filiberti y el tuit acusador del condenado Julio de Vido. Presenté un pedido de informe a Sergio Massa para que respondiera las graves acusaciones en su contra. Y lo ratifiqué con una cuestión de privilegio en el recinto: “Massa no se puede hacer el tonto con el tuit sobre Edenor de Julio de Vido”.

Son un gobierno con antecedentes y sus actos dejan dudas y el caso de Pfizer es un cabal ejemplo de esto, no compraron las vacunas que se necesitaban para no tener los 100 mil muertos a los que llegamos, porque no lo pueden explicar.

Como comandante en Jefe, Alberto Fernández abandonó a la población en la pandemia. Privilegiando las escasas vacunas en los vacunatorios vip para amigos y no para la población de riesgo. Los muertos que hoy tenemos son por las vacunas que faltaron en el verano.

Las vacunas están llegando de a millones, porque el mundo ya no las necesita, porque ya vacunaron a su población. No es un logro del Gobierno, como siempre llegaron tarde. Para desviar el tema vacunas cerraron las exportaciones de carne, que no es más que un mensaje del kirchnerismo a su electorado. Buscan un responsable para los millones de parrillas apagadas que hay cada domingo.

El kirchnerismo ya está en campaña, Nicaragua, Maduro, Hamas, todos narcodictadores y terroristas defendidos en la OEA y ONU, es una clara señal a su electorado más radicalizado.

Están desesperados por obtener nuevas cajas para financiarse, ahora se quieren quedar con la concesión de la Hidrovía Paraná – Paraguay. Lo que van a lograr es que se encallen los barcos o que tengan que cargar menos toneladas para que puedan salir. Va a ser otra injerencia negativa sobre el comercio exterior de cereales como lo son las altas retenciones y el tipo de cambio distorsionado. Porque van a cobrar el peaje a los barcos, pero el dragado no lo van a hacer. Donde ponen la mano los K siempre termina saliendo todo mal y todo termina en el Código Penal. No hay 2023 sin un triunfo de Juntos por el Cambio en estas elecciones, fuimos y somos los únicos que defendimos la Constitución y los derechos de los ciudadanos en el Congreso. Las terceras posiciones (Lavagna- Schiaretti- Ramón), le garantizaron el quórum al Gobierno siempre, para que pudiera sacar las leyes del poder y bloquear las leyes de Juntos por el Cambio.

Las contradicciones fundamentales de los pueblos son móviles. Hoy esa contradicción fundamental es entre democracia o autocracia familiar consanguínea y hereditaria, entre amnistía o justicia. Nunca hicimos silencio. Hacer silencio cuando hay que hablar es mentir. En mi concepción de la política, el silencio es la muerte de la política, su negación. Al país le falta pensamiento radical, palabras emancipadoras que luchan contra palabras vacías, superfluas, de ocasión, palabras que sólo trabajan sobre la coyuntura del relativismo cínico y del cinismo liquido del gobierno. No debemos ser impotentes ante la decadencia del presente que decide amputar nuestra historia como Nación. La política es también la búsqueda de la verdad y a la verdad se llega, decía Sócrates. Ambicionemos desde el pensamiento crítico la verdad sanadora y reparadora. Debemos revelarnos al desprecio que significaría el triunfo del kirchnerismo para la política, al entronizar su envilecimiento y degradación. Está en juego, en última instancia, no sólo nuestra, democracia y libertad, sino también si los argentinos vamos, de modo inerte, a defeccionar con inmovilismo ratificando esta forma degradada de concebir y ejercer la política, o vamos a comenzar un proceso de revitalización y resignificación de la política.

Esta no es una elección más, los argentinos nos jugamos la democracia, la política y la libertad. De tu voto depende el destino del país.

Diputado Nacional UCR

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.