Jul 152021
 

Las oportunidades que las personas tienen de obtener crédito bancario en condiciones atractivas en el actual contexto económico no abundan.

Los préstamos al sector privado mantuvieron un sendero contractivo en los últimos siete meses, que fue del 0,7% real en junio (último dato) y el financiamiento típico a personas de corto plazo (los créditos de largo virtualmente no existen) también cayeron 7,7% anual en términos reales.

Además, en general, las personas que piden préstamos lo suelen hacer para cancelar otras deudas y son marcada minoría los que los demandan para encarar proyectos de trabajo o inversiones hogareñas.

En este contexto apareció una buena noticia para estudiantes de carreras universitarias y terciarias, no bancarizados.

Características de la nueva línea crediticia para estudiantes

El Banco Ciudad anunció el lanzamiento de una línea de crédito preferencial que permite a quienes la demanden acceder hasta $700.000, a un plazo de hasta tres años, a reintegrar con una tasa fija promocional del 19%. “Es una cuota promedio de $3800 por mes a pagar por cada $100.000 obtenidos a crédito y la relación cuota/ingreso es del 30% de los ingresos netos que pueda acreditar, lo que para el ejemplo te da un piso de $11.400”, explican en la entidad.

La oferta del Ciudad ya se encuentra disponible y es para amplios destinos, “como el financiamiento de diversas necesidades de consumo o para nuevos proyectos o emprendimientos”. Pero sólo es para quienes acrediten estar cursando carreras universitarias o terciarias, tengan hasta 27 años, no acrediten deudas con el sistema financiero y no sean en la actualidad clientes del Banco Ciudad.

Esta última condición excluyente deriva de la normativa en la que el banco se apoyó para fondear la oferta crediticia. Se trata de una circular que el Banco Central (BCRA) sacó el último día de marzo para intentar expandir el crédito a personas y PyMEs que no tienen créditos otorgados por un banco, es decir que no tienen calificación ni registro en la Central de Deudores por parte de una entidad financiera.

Los universitarios no bancarizados y que estén avanzados en las carreras es el público al que el banco apunta

Dicha norma estipuló “franquicias” a los bancos para la constitución de efectivo mínimo, permitiendo que bajen los encajes no remunerados en la medida en que logren éxitos en las políticas de inclusión financiera y desarrollo de los pagos electrónicos. Dicho de otra forma, les permite liberar capacidad prestable si demuestran que otorgaron las primeras líneas de crédito a personas y PyMEs que no tuvieron acceso a bancos y o registran un crecimiento en la financiación a PyMEs y a MiPyMEs vía adquisición por parte de la entidad de los e-check o las facturas de pago electrónico.

Banco Ciudad toma esa licencia para fondear su propuesta de crédito a universitarios con una línea que se debe solicitar desde su página web, no fija ingresos mínimos y hasta permite que quien no pueda acreditarlos aún presente la figura de un garante para poder acceder al financiamiento. “La línea apunta a los que sean estudiantes avanzados que necesitan equiparse o por demanda de la carrera o para meterse en algún emprendimiento. Busca ser flexible y alentarlos a que puedan dar ese paso”, explicaron a LA NACION desde el banco.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.