Jul 152021
 

Los choques entre equipos argentinos por las copas continentales suelen ser etiquetados de parejos y con pronóstico reservado. Por el grado de conocimiento mutuo y la importancia de lo que está en juego, los desarrollos se transforman en una partida de ajedrez. No fue la excepción el 1-1 entre River y Argentinos, en el Monumental, en la apertura de los octavos de final. El equipo de la Paternal ya tenía antecedentes de saber complicar al conjunto de Núñez. Lo hizo una vez más, situación que también acredita el historial favorable que tiene Gabriel Milito sobre Marcelo Gallardo en sus mano a mano como entrenadores.

El cierre del partido tuvo otro momento intenso, cuando Marcelo Gallardo se le acercó a Gabriel Milito para comentar algo del partido. Le dio la mano y lo señaló por una actitud que no le gustó. En un diálogo que fue captado por la televisión pero del que no se escuchó mucho. Aunque no se trató de una discusión en malos términos, el cuarto árbitro se acercó para consultar si todo estaba bien. Gallardo le pidió que se aleje, que los deje conversar: “Dale, hermano”, le pidió, para que los dejara.

Disputas del partido. Durante el juego, uno de ellos le reclamó al árbitro una amarilla para un rival y el otro lo acusó de intentar condicionar el juego. Ambos hablaron con rostros serios, pero sin pelear. La última frase, del entrenador de River fue un “nos vemos a la vuelta”.

Gabriel Milito no quiso hacer muchos comentarios al respecto en la rueda de prensa. “Con Gallardo hablamos un poco del partido y que nos vemos la semana que viene en La Paternal para ver qué equipo hace mejor las cosas para pasar a la siguiente ronda”, dijo para eludir el tema.

Con la serie abierta, la definición será el miércoles próximo, con el desquite en el estadio Diego Maradona. El equipo que se clasifique a los cuartos de final se encontrará con el ganador de Atlético Mineiro-Boca.

Lo más destacado de River 1 – Argentinos 1

Al buen comienzo de Argentinos, que tenía más la pelota y se mostraba ambicioso, River le respondió con un ataque profundo que lo puso en ventaja. La nueva contratación, Brian Romero, desbordó por la derecha y asistió a Matías Suárez, que definió frente al arco. Tras la partida de Borré, la nueva pareja ofensiva de River se entendió rápidamente.

El gol de Suárez

Argentinos, que mantuvo el plantel durante el receso, sin sufrir ninguna baja y sumando el refuerzo de Nicolás Reniero, dispuso una línea de tres defensores y cubrió la zona media con cinco volantes. River finalmente no contó desde el arranque con Angileri, que sufrió una molestia muscular en la última práctica. Gallardo prefirió no arriesgarlo de arranque y lo incluyó en la última media hora.

En ventaja, River tomó la iniciativa y fue superior hasta los 30 minutos. Pudo aumentar Suárez, pero se interpuso Chaves con una gran tapada. Con su intensidad y velocidad para hacer correr la pelota, River aplicaba la receta que más se ajusta a su estilo.

El empate de Hauche

Gallardo dispuso de los jugadores que volvieron de la Copa América: Armani, Montiel, Héctor Martínez, De la Cruz y Julián Alvarez. Con una posesión muy repartida en la primera etapa, River era más punzante. Llegaba con más peligro. Argentinos absorbió el mal momento sin dejar de luchar ni de buscar el empate en cuanto pudiera. Lo consiguió con un centro desde la izquierda, cabeceado por Sandoval, que le ganó en el salto a Casco, y definido por Hauche con otro cabezazo en la boca del arco. Fue el cuarto tanto que Hauche le convierte a River en su carrera. Argentinos obtenía recompensa a su mejoría en el último cuarto de hora.

En el comienzo de la segunda etapa, Suárez volvió a ser el hombre más incisivo de River. Una entrada frontal fue detenida con falta de Sandoval antes de ingresar al área. El zaguero de Argentinos fue amonestado. De la Cruz no pudo aprovechar el tiro libre. Ninguna situación sacaba al equipo de Milito de su compenetración para competir de igual a igual, siempre moviéndose en bloque para que River no encontrara facilidades.

Miguel Torrén, referente en la defensa de Argentinos, va al cruce ante Suárez

A los 15 minutos, Gallardo utilizó una de las ventanas de los cambios para hacer tres variantes, con los ingresos del debutante Enzo Fernández -volante surgido del club que estaba en préstamo en Defensa y Justicia-, Carrascal y Angileri. A Argentinos ya le costaba más llevar las acciones a campo rival. Se agrupaba en su campo, mientras River resignaba fluidez en su circuito de juego. Llegó el turno de Girotti por Brian Romero, que dejó una impresión positiva en su debut. Se amoldó con naturalidad y no le pesó la responsabilidad, en su segunda experiencia en un equipo grande, tras un paso sin destacarse por Independiente, antes de que descollara en Defensa y Justicia.

A medida que el empate se ajustó a sus intereses y conveniencia, Argentinos no dudó en cortar con foul algún avance de River que podía complicarlo. La entrada de Girotti sumó una cuota de agresividad, con un remate que salió por encima del travesaño. Poco lúcido e incómodo por la firme resistencia de Argentinos, River se resignó a definir la historia en la Paternal, donde estará obligado a convertir, lo que tanto le costó anoche.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.