Jul 162021
 

Yo, nunca. La divertida, inteligente y emotiva primera temporada de esta serie producida por Mindy Kaling tuvo tantos aciertos que la posibilidad de repetirlos en la segunda no estaba garantizada. Sin embargo, la comedia que gira en torno a Devi (Maitreyi Ramakrishnan), una adolescente de 16 años de familia india viviendo en el sur de California, regresó con gloria. La trama retoma exactamente dónde terminó la primera temporada: por una de esas vueltas del destino que ni ella misma se había animado a soñar resulta que Devi ahora no sólo tiene una relación romántica con Ben (Jaren Lewison) su rival académico, sino que Paxton (Darren Barnet), el chico más popular de la escuela, también está interesado en ella. Los enredos juveniles seguirán siendo narrados por la voz y los comentarios de John McEnroe del lado de Devi, pero ahora Paxton también tendrá su propio narrador, o más bien narradora: la supermodelo Gigi Hadid.

Más allá del efectivo recurso narrativo y el excepcional elenco tanto joven como adulto, lo cierto es que Yo, nunca mantiene la calidad de guiones y el espíritu de la primera temporada y tal vez hasta logra llevarlos un poco más alto. Dos temporadas. Disponible en Netflix.

Gossip Girl. Uno de los estrenos más promocionados de HBO Max, esta nueva versión de la serie de 2007 cumple con todas las reglas de la “modernización” de una trama y unos personajes que no envejecieron demasiado bien. La representación de la violencia sexual como un rasgo de carácter y el bullying como broma ahora fueron reemplazados por un elenco diverso tanto en términos raciales como de género y unas historias bien en sintonía con el universo de los adolescentes actuales. Una vida que transcurre más en las redes sociales que en la calle, aunque los nuevos alumnos del exclusivo colegio Constance Billard, escenario de la serie original -disponible en la plataforma para quien quiera hacer comparaciones-, también desfilen por Manhattan como si les perteneciera. Y algunos casos es así. Esta vez la historia gira en torno al vínculo de amor y odio entre Julien (Jordan Alexander) y Zoya (Whitney Peak), dos chicas que esconden un vínculo más profundo del que imaginan los amigos de la primera, un grupo de privilegiados adolescentes con demasiado dinero a su disposición. Una temporada. Disponible en HBO Max.

Una tierna historia de amistad y familia desde Corea del Sur

Los chicos del bádmington. Como muchas historias de pez fuera del agua o sapo de otro pozo, la trama de esta serie coreana creada por el mismo equipo de la notable Prison Playbook (también disponible en Netflix), comienza con un traslado. El exatleta y entrenador de bádmington Yoon Hyun-jong (Kim Sang-kyung) no está pasando por su mejor momento. Viudo y con dos hijos a los que apenas puede mantener con su salario como profesor, el ofrecimiento de entrenar a un equipo de un pueblo de provincia se vuelve más tentador cuando sus deudas hacen que la permanencia en Seúl sea cada vez más incómoda. El problema, claro es que su hijo adolescente, Yoon Hae-Kang (Tang Joon-sang, al que algunos reconocerán por su papel en la comedia romántica Aterrizaje de emergencia a tu corazón, también en Netflix), no tiene ninguna intención de mudarse ni cambiar nada que pueda afectar sus posibilidades en el béisbol, el deporte que eligió más allá de los deseos de su padre. Así, con un joven enojado, una hija pequeña y más palabrerío que certezas se concreta el traslado. Lo que ninguno sabe es que una vez llegados al pueblo se encontrarán con una comunidad tan amigable como excéntrica y con un grupo de chicos muy necesitados de ayuda para poder seguir practicando el juego que aman y de paso enseñarles a los forasteros algo sobre la vida en su comunidad. Una temporada. Disponible en Netflix.

Veronica Mars, un clásico que vale la pena volver a ver

Veronica Mars. Durante años, después de su abrupto final en 2007, encontrar un capítulo de esta serie era prácticamente imposible. Por cuestiones de derechos y demás tecnicismos, la historia de la detective adolescente con un lado oscuro que encarnaba Kristen Bell estuvo fuera de circulación por demasiado tiempo. Una película producida gracias al crowdfounding y el entusiasmo de sus fanáticos y una cuarta temporada reciente no del todo lograda, no compensaron la ausencia de los episodios originales que ahora sí están disponibles para el público local en la plataforma de HBO Max. Para quienes se la perdieron en la primera vuelta ahí están esas tres temporadas iniciales que inauguraron una nueva forma del policial para la TV dedicada al público adolescente. Además de las intrigas de pasillo del secundario, las amistades perdidas y recobradas y los romances imposibles, la serie desarrollaba una trama policial que también ponía la atención en temas que ese momento eran totalmente ajenos a este tipo de relatos como la igualdad de géneros, la violencia sexual y la lucha de clases. Tres temporadas. Disponibles en HBO Max.

Michelle Williams como Jen Lindley, James Van Der Beek como Dawson Leery, Joshua Jackson como Pacey Witter y Katie Holmes como Joey Potter

Dawson’s Creek. Si Veronica Mars llevó al policial a terrenos antes nunca explorados, esta serie creada por Kevin Williamson hizo lo propio con las comedias adolescentes. Nunca antes de este programa los jóvenes protagonistas de una ficción televisiva habían estado tan conectados con la cultura popular de su tiempo como Dawson y sus amigos. Demasiado precoces para algunos, pero infinitamente atractivos para sus contemporáneos la forma de hablar y los temas que discutían los protagonistas de la serie cambiaron el modo de escribir diálogos en la pantalla chica norteamericana. Sin grandes moralejas ni soluciones mágicas para los problemas que los aquejaban Dawson (James Van der Beek), Joey (Katie Holmes), Jen (Michelle Wiliams) y Pacey (Joshua Jackson) se convirtieron en parte de la cultura popular de la que no podían dejar de hablar. Seis temporadas. Disponibles en Netflix.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.