Jul 162021
 

Osvaldo Gross viene hace años enseñándonos, animándonos a cocinar. Lo seguimos en la tele, por sus libros y, más de un millón y medio de personas, a través de su cuenta de Instagram. Hoy tomar nota de nuevos consejos, llenos de experiencia, sentido común y simpatía.

Método Gross

El té es una de las comidas que más me gustan porque se mezclan lo dulce y lo salado. Los scones son infaltables. Se pueden acompañar con queso crema y mermelada, pero también, como me encanta a mí, rellenarlos con un buen ahumado o un rico fiambre cuando todavía están tibios”, nos contaba.

Más entusiasta de la ceremonia que de la infusión en sí (cuando está en casa toma mate), igual se trajo estas tazas de diseño de Finlandia.

La ceremonia del té es genial para días grises, lluviosos, feriados, domingos. Te sentás alrededor de la mesa, vas picando, pasás del té al espumante… El encuentro se estira, pero al mismo tiempo te libera temprano y, además, te despreocupás de la cena”.

Si se quiere hacer un té ‘completo’, hay que ofrecer varias cosas, pero también es preciso tener varios invitados. El número ideal son seis personas.

Osvaldo Gross

“Contrariamente a lo que se pueda pensar, en el té la impuntualidad es menos grave que en una cena de tres platos. Ahí te arma un lío tremendo… Y al margen de que se te pase algo, siempre es un plomo volver a empezar la conversación”.

Tetera con filtro incorporado (Landmark).

“También tiene que haber un budín. A mí me gustan mucho los de tipo inglés o los clásicos marmolados cítricos. El de hoy tiene pasas, cerezas y almendras”.

“Me parece mala idea traer la torta al final: si viniste comiendo tranquilo, es una estocada mortal”, se ríe Osvaldo. “Es como que está de más”.

“Las tortas ahora son chicas, más bajas, menos dulces (prefiero más fruta y menos crema; se fueron aligerando los sabores). Además, ya no se estilan los pedazotes. ¡Y las reuniones son menos numerosas!”

“En mi caso, aparte del espacio, la vajilla me pone un límite al momento de invitar: tengo todo para 8. Si son más, recurro al finger food”.

“Ojo, tampoco hay que hacer todo. Podés comprar sándwiches o los locatellis para rellenar y vos hacer el budín y la torta. Si te exigís menos, invitás más”.

Receta de scones clásicos

“El scon tiene que ser tierno y comerse en el día. Hay mil recetas, pero yo sigo usando la que preparé para darle identidad al té del Hyatt cuando trabajaba ahí”.

Ingredientes

  • 400 g de harina.
  • 20 g de polvo de hornear.
  • 60 g de azúcar.
  • 1 cucharadita de sal fina.
  • 100 g de manteca.
  • 60 g de yogur natural.
  • 150 g de crema de leche.
  • 1 huevo.

Procedimiento

Tamizar en un bol la harina, el polvo de hornear, la sal y el azúcar. Unir la manteca fría en cubitos. Hacer migas con las manos o bien procesar. Mezclar (sin batir) el huevo, el yogur y la crema. Volcar sobre las migas. Tomar la masa rápidamente, sin amasar mucho. Estirar de 2 cm y replegar la masa sobre sí misma. Estirar de 3 cm. Cortar con cortapastas de 6cm diámetro. Colocar sobre una placa enmantecada y pintar con huevo batido. Hornear a 180° entre 15 y 18 minutos.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.