Jul 192021
 

Erik Finman tenía una apuesta con su padre: si se convertía en millonario antes de los 18 años podría saltarse la universidad. Por eso, recurrió a su único recurso, invirtió 1000 dólares que le regaló su abuela para sus estudios en bitcoins y, con el tiempo, la suma se multiplicó hasta convertirse en millonario.

El descuido de Lali Espósito en La Voz Argentina que generó sospechas entre los fanáticos del programa

La apreciación de valor de la criptomoneda posibilitó a que Finman le ganara de mano la jugada a sus padres, quienes tienen un doctorado en Stanford. El desafío era que si el joven, entonces de 12 años, tenía un millón de dólares cuando llegara a la mayoría de edad, podría olvidarse de pasar por la universidad.

En 2011, ayudado por su hermano Scott, se enteró de la tecnología bitcoin y blockchain, lo convenció para que lo ayudara a usar los fondos de la abuela para adquirir la criptomoneda, algo que finalmente consiguió: compró 100 bitcoins que se convirtieron en 100.000 dólares (un incremento de 10.000%). Con el tiempo, comenzó a especializar sobre el tema hasta convertirse en un experto en el manejo de las monedas virtuales y uno de los más jóvenes en hacerse millonario con este sistema.

Erik es uno de los jóvenes que ha conseguido hacerse millonario con la criptomoneda

“La educación tradicional no es para mí. Estoy feliz de estar aprendiendo de la forma en que quiero aprender”, dijo en una entrevista con un medio local. En mayo de ese año, cuando emprendió el desafío, el precio de la bitcoin era de 12 dólares por moneda, por lo que el joven pudo invertir en esta y en otras criptomonedas, como el token nativo éter que cotiza en Ethereum, considerada la segunda criptomoneda más grande del mercado, cuya capitalización de mercado ronda los 18.700 millones

Cómo se hizo millonario

En 2014, después de varios años de intercambiar bitcoins que compró con el capital inicial, usó sus ganancias para lanzar una empresa de tutoría en video llamada Botangle. Un año después, cuando un inversor le pagó a Finman por los derechos para usar partes de la tecnología de Botangle pudo comprar 300 bitcoins.

Actualmente trabaja en un proyecto de un celular irrastreable

En 2015, la bitcoin se cotizaba en aproximadamente 200 dólares por moneda virtual, lo que significa que el pago valía aproximadamente 60.000 dólares. En 2017, esas mismas 300 monedas valían más de 700.000 dólares, la siguiente cuenta señalaba que el total de las criptomonedas del joven rondaban las 600 criptomonedas. Actualmente se calcula que su patrimonio ronda los 10 millones de dólares.

Erik tomó un camino único que se adaptaba a él y resultó mejor. Es muy importante que todos encuentren el sistema educativo adecuado que se adapte a su estilo de aprendizaje. Para algunos, eso es la escuela y la universidad tradicionales. Para otros, no lo es”, sostuvo su madre, Lorna, en entrevista con MIC.

“Me quedo bastante tiempo con bitcoin. A veces vendo, pero me aseguro de que las ganancias retornen a mí”, aseguró el joven a ese mismo medio.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.