Jul 202021
 

En un contexto de paritarias calientes donde todos los sectores reclaman un ajuste para hacerle frente a la inflación, el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH) logró acordar un aumento del 10 % en julio para los encargados. Se estima que este incremento impactará, dependiendo de algunos factores, en un promedio del 8% en el costo de las expensas que liquidan el mes de julio, y vencen primeros días de agosto.

Sumado a este aumento, se definieron ocho bonos de $8000 fijos mensuales que se otorgarán entre agosto y febrero -exceptuando diciembre- lo que derivará en un nuevo impacto en el precio a pagar por expensas. “En diciembre por ejemplo, el bono de $8000 no aplica porque se paga el aguinaldo”, aclara Nicolás Rossi, cofundador de plataforma web para la administración de consorcios Octavo Piso.

En promedio, los sueldos de encargados representan entre un 30% y un 35% de los gastos de las expensas, que son también constituidas por los abonos de servicios, los servicios públicos, y el mantenimiento de áreas comunes en su mayoría.

Cuánto gana un encargado

Entre las tareas más recurrentes de los encargados, se encuentran el mantenimiento de espacios comunes y la recolección de residuos y la realización de un reporte a la administración en caso de que se necesiten hacer reparaciones en alguna vivienda, de las que incluso en algunos casos se encargan ellos mismos.

Los salarios de estos empleados varían según su categoría y función dentro del edificio, de si viven o no allí o si tienen actividades adicionales a las del cargo básico. Por ejemplo, el sueldo base para un encargado permanente con vivienda va desde los $51.000 a los $61.200 según en qué categoría entre, luego se suman otros adicionales como por ejemplo, $1492,40 por la limpieza de cocheras, $2510,60 por la limpieza de piletas y mantenimiento del agua. Otros factores como la ubicación en una zona desfavorable, el mantenimiento del jardín o la antigüedad también incrementan el sueldo final.

Respecto al incremento de las expensas desde los tiempos prepandemia, Daniel Tocco, titular de Tocno Administraciones aclara que el aumento de las expensas desde principios de 2019 hasta la fecha “no llega a un 50% y el promedio no es superior a la inflación, salvo en algunos edificios. “Todo depende de la zona, del encargado o si tienen ayudante”, aclara.

Rossi, por su parte, explica que es difícil establecer cuánto aumentaron en la comparación interanual las expensas. Un motivo se desprende de la paralización de los servicios por la pandemia y la baja en el precio de muchas expensas por el ingreso del ATP. “Hubo inflación y sin embargo bajaron entre 20 y 30% los costos de las expensas. Hubo muchas obras suspendidas por Covid, entonces gastos significativos fueron congelados. Antes se pagan $6000 o $7000 para un dos ambientes y ahora algunos siguen con $6000 y otros pagaron $12.000 porque aprovecharon el momento hacer algunos cambios”, explica.

Qué factores encarecen más las expensas

Por otro lado, hay viviendas que sí vieron aumentar mucho las expensas debido a que invirtieron más dinero en obras de mantenimiento. Sumado a esto, la vigilancia es un factor que encarece mucho los compromisos mensuales, ya que los edificios que tienen seguridad las 24 horas, pagan tres turnos. Además, hay edificios que reemplazan el encargado de planta permanente con la contratación de una empresa de servicios de limpieza, que figura como abono de servicios.

Adicionalmente, el mantenimiento de ascensores fue otro factor que encareció las expensas durante la pandemia. “Como cada ascensor podía transportar menos gente se hicieron más viajes y están con un ritmo mayor de desgaste”, detalla Rossi.

En cuanto a los factores que pueden encarecer las expensas, Rossi señala que las comodidades de los edificios “en general no llevan un costo asociado grande de mantenimiento salvo la limpieza de la pileta o de la cochera”. Estas tareas, como también la recolección y tipificación de residuos están registradas como actividades diferenciales y significan un costo adicional que se incluye en el sueldo del encargado.

A la hora de hablar de mora en el pago de expensas, Rossi explica que “la mora había empezado a bajar después de un pico muy alto al comienzo de la pandemia, ahora sigue en baja y se ubica alrededor del 27%”. “Hubo un cambio cultural con el surgimiento de las nuevas herramientas de cobro como por ejemplo las billeteras electrónicas. Al tener más opciones facilitó mucho los planes de cobranza”, analiza. Sin embargo, la experiencia de Tocco no fue la misma con la mora: “veníamos del año pasado en caída libre, después empezó a repuntar pero ahora en abril empezó otra vez a ser bajo. Había un promedio razonable de 5 o 6% de mora y hoy en algunos casos de los que administro supera el 20%”. El administrador afirma que el encarecimiento del pago de las expensas en algunos casos se debe a la necesidad de compensar lo que no pagan algunos inquilinos. “Desde marzo de 2020 no hay remate, los juicios no tienen definición, ya se agotaron todas las instancias y como no se puede finalizar el trámite, son todos deudores”, agrega.

“Las expensas independientemente de los gastos están muy influenciadas por los deudores porque las obligaciones son las mismas y cuando tenés juicios que nunca terminan, hay que recargar a los que pagan para poder recaudar lo mismo y no entrar en incumplimiento”, finaliza.

Los juicios de desalojo tardan hasta tres años en resolverse

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.