Jul 212021
 

La mendocina Lorena Also llegó desde San Rafael, para poder cumplir el sueño de presentarse en La Voz Argentina. La emoción de la participante fue palpable desde que cruzó la puerta del estudio, hasta la previa en la que reconoció: “Ahora me queda disfrutar, salir a cantar y que me escuchen esos grandes artistas que están del otro lado”.

Sin embargo, entre los nervios y una elección polémica, Lorena se quedó a mitad de camino. Su interpretación de “Nunca me faltes”, el tema de Antonio Ríos, fue pura fuerza pero falto de técnica.

Lo que llamó la atención fue que la devolución, especialmente en la de Ricky Montaner, resultó mucho más severa de lo habitual. En lo que va de las audiciones a ciegas, los jueces se han enfrentado a participantes bastante menos dotados que la chica de San Rafael, pero los han tratado mejor.

“Estoy seguro de que en el ensayo te debe haber salido espectacular, pero aquí desafortunadamente no sería genuino darnos la vuelta pensando solamente en el potencial. Durante este minuto y medio, los problemas de afinación fueron un poco graves”. Cuando a Lorena se le comenzaron a llenar los ojos de lágrimas, Ricky bajó un poco la severidad, pero su consuelo sonó a balde de agua fría: “que eso no te desanime porque yo he desafinado un millón de veces”. Su hermano Mau tampoco había sido muy contenedor que digamos: “A veces la adrenalina puede jugar en contra de la desafinación”.

La participante se volvió a su casa sin chances de seguir, pero al menos conoció a Marley, al decir de ella “un premio consuelo”.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.