Jul 222021
 

Nacieron en la Grecia más recóndita y antigua algunas de las ideas que marcaron el destino de la humanidad. La matemática y la lógica, por ejemplo, y también el teatro y la democracia. Inevitablemente, en el numeroso archipiélago prosperó el arte de construir navíos. En los albores de la civilización, el único material disponible en cantidad suficiente era la madera, y los griegos se volvieron maestros en el diseño y la construcción manual de barcos. Hoy, 2700 años después de que la isla de Samos se convirtiera en uno de los principales centros comerciales de la región, ese arte está desvaneciéndose. En la foto, tres operarios cargan una tabla recién cortada (todavía es visible la corteza del árbol) en un astillero del pueblo de Karlóvasi, en el noroeste de Samos. Pero cada vez se construyen menos naves de madera, que ha sido desplazada por el plástico y la fibra de vidrio.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.