Jul 222021
 

Con el lanzamiento de la campaña bonaerense de Diego Santilli, su lugar al frente al Ministerio de Justicia y Seguridad porteño será ocupado por Marcelo D’Alessandro. El actual vicejefe del gobierno porteño se había hecho cargo de esa cartera en diciembre de 2018 luego de los incidentes en las cercanías del estadio Monumental, poco antes de la suspendida final de la Copa Libertadores. Desde ese momento, Santilli fue el máximo responsable político de la prevención del delito en territorio porteño, mientras que D’Alessandro se encargaba de la oficina operativa como secretario de Seguridad.

Fuentes que conocen la intimidad del gobierno porteño señalaron que el nombramiento de D’Alessandro será comunicado oficialmente mañana con la designación publicada en el Boletín Oficial. Se trata entonces de la continuidad de la política de seguridad llevada adelante hasta el momento.

Acoso sexual: los chats de la mujer que engañó a un adolescente en una red de juegos

D’Alessandro, de 46 años y abogado recibido en la Universidad Católica Argentina, se desempeña como secretario de Seguridad porteño desde 2015 y participa en el gobierno de la ciudad desde 2007, cuando ingresó como jefe de gabinete de la Dirección General de Administración de Infracciones del Ministerio de Justicia y Seguridad.

Marcelo D'Alessandro, en su despacho del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño

En su oficina está replicado el sistema de monitoreo de cámaras de videovigilancia y tiene allí acceso inmediato al despliegue de cada uniformado de la ciudad, por lo que su despacho aparece como un puesto de comando cotidiano donde se toma el pulso de todo lo que ocurre en la ciudad.

Las estadísticas de la ciudad de Buenos Aires sobre lo ocurrido en 2020 marcaron una caída en los robos potenciada por las limitaciones impuestas por la cuarentena. Esa clase de crimen disminuyó 45% con relación a las cifras notificadas el año anterior.

Marcelo D'Alessandro y Diego Santilli trabajaron juntos en el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño desde diciembre de 2018

Según los datos oficiales del mapa del delito porteño, la modalidad de robos cometidos por motochorros registró una de las disminuciones más fuertes el año pasado, con 60 por ciento menos de casos que los denunciados un año antes. Fueron 3734 episodios con esas características los consignados en las estadísticas criminales porteñas durante 2020. La caída es más abrupta si se toman en cuenta los 11.271 robos de motochorros notificados en 2018.

A diferencia de los delitos contra la propiedad, aumentaron en 2020 los homicidios. Se notificaron 22 por ciento más de casos, con una parte importante de ese incremento sostenido por enfrentamientos entre bandas por el poder territorial en las villas 21-24 y 1-11-14. En lo asentamientos se registraron 51 de los 124 homicidios en las calles porteñas.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.