Sep 052021
 

Sin dudas, la pandemia ha cambiado mucho la vida de las personas y bien podría decirse que hay un antes y un después del Covid, no solo en Argentina sino a nivel mundial. Y fue este suceso inesperado que llevó a la reflexión y a buscar la mejor versión de cada uno intentando disfrutar el día a día.

Tal es el caso de Cecilia Dopazo quien reconoció que con la cuarentena se relajó en varios aspectos de la vida y que se animó a sacarse un peso de encima, que venía acarreando durante varios años. Invitada a A la tarde, la talentosa actriz e ícono del cine nacional reconoció que estar siempre espléndida, prolija y con la cabellera rubia tenía su precio. 

¿La primera medida? En su lanzamiento político, Morena Rial contó que piensa sobre legalizar la marihuana

¡Hasta que el aislamiento la llevó a decir… no más! Y un día tomó una importante decisión: Dejar de teñirse. “Me fui de vacaciones y volví con vinchas para taparme. Me tenía que teñir. Me encantaba y empecé a coquetear como que no estaba tan mal. Llegué a pedirle disculpas a mis hijos y marido”, arrancó la actriz con su explicación.

Y Cecilia siguió: “Hace 30 años que me tiño, soy una esclava absoluta. Es un factor de muchísima angustia para mí. Me he perdido muchas cosas lindas, divertidas, tiempo, hasta plata. Realmente iba muy angustiada a la peluquería a hacérmelo porque, como verán, es todo el pelo. Vivía muy esclava de eso porque no podía hacerlo sola porque me quedaba pésimo”.

Qué tristeza: contaron cuál es el motivo que tiene “bajón” a Benjamín Vicuña en los últimos días

A modo de balance personal ante la nueva imagen adoptada, Dopazo reconoció: “Fue la mejor decisión de mi vida. No estoy embanderada de que me voy a quedar así, pero es como re fresco y liberador. Yo no podía respirar. Realmente era una angustia muy grande. Lo decidí en pandemia que una estaba en un perfil más bajo y me mostraba si quería”.

“Hace 30 años que me tiño, soy una esclava absoluta. Es un factor de muchísima angustia para mí. Me he perdido muchas cosas lindas, divertidas, tiempo, hasta plata”, reconoció la actriz.

Si bien hoy Cecilia puede lucir la melena completamente blanca y solo le restan las puntas que aún mantienen el tono rubio, tuvo que bancarse el proceso del cambio a medida que su pelo iba creciendo y al mismo tiempo se lo fue recortando a fin de limpiar el viejo color.

“Tengo aún un poco de color. Pero era como una obligación y que ni se te ocurra no ir a teñirte. Perdón por la comparación, pero es como ir a hacerte diálisis. A cada rato ir. Soy canosa desde los 19. Mis hijos me apoyaron en esta decisión, me re bancaron. Y mi marido creo también, mucho no opina”, agregó.

Finalmente, Cecilia manifestó: “Es muy difícil y es algo que me hace sentir muy vulnerable. En instagram el 99 por ciento de los comentarios son hermosos, igual no debería importarnos. Soy de carne y hueso y es un factor de mucha vulnerabilidad. Si me tiran mala onda los bloqueo”.  

¿Quién con quién? Revelan un escandaloso cruce sexual en la obra de Muscari y lo culparon al Tucu López

El irónico comentario de Marcelo Tinelli al bailarín de Rocío Marengo tras la terrible caída

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.