Sep 052021
 

La segunda Marcha de las Piedras, que se realizó el sábado para recordar a los fallecidos por el coronavirus en la Argentina, se prolongó con una vigilia durante la madrugada del domingo: los organizadores de la protesta buscaron garantizar que las piedras no fueran removidas de la Plaza de Mayo, como en la primera de las marchas. La custodia siguió, por turnos, y se preveía continuar con la vigilia en la madrugada del lunes.

“Desde la tarde del sábado y hasta las 2 del domingo, representantes de Acción Conjunta Republicana custodiaron las piedras de los manifestantes para que no fueran retiradas por las autoridades, como sucedió en la primera movilización”, se indicó en un comunicado de esa agrupación -una de las presentes en la protesta del sábado en la Plaza de Mayo-, que se define como “un espacio federal apartidario en defensa de la independencia de los poderes del Estado y el fiel cumplimiento de la Constitución Nacional”.

Por turnos, Acción Conjunta Republicana y Equipo Republicano fueron dos de las organizaciones que sostuvieron la vigilia.

“La idea es tener gente ahí para que no toquen las piedras”, señaló a LA NACION Aura Marina Ríos Flores, de Equipo Republicano. Recordó que el 16 de agosto, cuando se realizó la primera de estas marchas para recordar a las víctimas del Covid-19 en el país, mantuvieron una vigilia hasta las tres pero las piedras fueron retiradas. “Nos habían garantizado que no las iban a tocar”, recordó Ríos Flores.

Entre traiciones e internas, la auténtica grieta

Estas agrupaciones, que participaron de la marcha del sábado y permanecían en vigilia, adelantaron que buscan recuperar las piedras removidas en la primera protesta. “Estamos preparando una presentación de medida cautelar porque queremos recuperar las piedras”, señaló Matilde, de Acción Conjunta Republicana, quien prefirió resguardar su apellido.

Las fuentes consultadas señalaron que no tuvieron ningún contacto con el Gobierno que les garantizara la permanencia de las ofrendas y que también esperan señales de la administración porteña para definir su destino. “Esperamos también que nos responda el gobierno de la Ciudad, ya sea para custodiar las piedras o para construir un memorial”, acotó Ríos Flores.

La vigilia nocturna del sábado y el domingo se realizó sin inconvenientes, afirmaron desde Equipo Republicano y Acción Conjunta Republicana. “Seguiremos yendo hasta que veamos que el Gobierno no las toca. Las piedras son un símbolo para que la gente pueda ver”, indicó Matilde.

La Marcha de las Piedras tuvo el sábado su segunda edición. Tras la primera, el 16 de agosto, el Gobierno recogió las piedras e informó que lo había hecho para guardarlas y construir un memorial. Esa reacción oficial generó enojo de los familiares de víctimas del Covid-19 que participaron de la primera manifestación.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.