Sep 062021
 

Este mediodía, Floppy Tesouro se animó al “Cuestionario intragable” de Flor de equipo. Lejos de probar los platos “asquerosos” que la esperaban sobre la mesa, la modelo contestó una a una las preguntas picantes y reveló anécdotas muy graciosas. Desde el día que casi la cambian al nacer hasta el insólito objeto que le compró a Graciela Alfano para su hija Moorea.

“¿Es verdad que al nacer te cambiaron por otro bebé y casi terminás en otro país?”, preguntó Florencia Peña muy sorprendida por el cuestionario que había preparado la producción. “En este momento estaría en Paraguay y Moni y Ricky no serían actualmente mis padres”, confirmó la invitada, entre risas.

Ante el asombro de todo el panel, Tesouro contó la anécdota con lujo de detalles. “No era como ahora que están todos más pendientes. Cuando nací mi mamá estaba muy dolorida porque costó mucho que yo saliera (tuvo 18 horas de parto) y mi papá no podía entrar porque se desmayaba. Cuando se estaban yendo se dieron cuenta que no era yo el bebé que le habían dado. Era un varón, ¡tenía pito! Y yo ya me estaba yendo a Paraguay. Ahí se dieron cuenta y hubo gritos, quilombo, corridas, así que de casualidad estoy acá”, contó, que es un calco de su madre.

View this post on Instagram

A post shared by Telefe (@telefe)

La siguiente pregunta fue hacia el terreno de lo amoroso. Tras aclarar que no es una chica celosa, la mediática habló de la importancia de tener confianza en la pareja y recordó la vez que le hackearon su teléfono, aunque sin éxito ya que “no encontraron nada porque cuando estoy en pareja, estoy en pareja”.

“¿Es cierto que viajaste a Las Vegas con una niñera adicta al juego?”, fue la siguiente pregunta de la conductora. Mientras la modelo lo confirmaba tentada de risa, reveló: “La niñera que tenía era divina pero cuando estoy arriba del avión rumbo a Las Vegas me dice: ‘señora yo le tengo que decir algo: soy adicta al juego’. Se jugó hasta el agua de los jarrones. Estuve más atenta que nunca a mi hija. Esas cuatro horas que tenía libres a veces se hacían seis”, bromeó.

Por último, Flopy Tesouro recordó el día en que Graciela Alfano le vendió un loro embalsamo en miles de pesos. “Se lo llevé a Moore. En la mudanza el loro desapareció y ahora Moorea lo busca por todos lados”, remató a carcajadas.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.