Sep 062021
 

Una exhibición artística en la histórica Casa de la Independencia en la provincia de Tucumán se convirtió en tendencia por una polémica que tenía una parte real pero otra falsa. Este domingo se viralizaron en redes fotos del interior del edificio con inscripciones de Montoneros junto a otra imagen de una intervención artística que recuerda un episodio ocurrido en los ‘70.

Sin embargo, no todas las capturas eran reales. La obra Revés de Trama, de la artista Carlota Beltrame, representa una pintada que hizo el grupo Montoneros en la Sala de la Jura durante la toma de febrero de 1971. Esa muestra es real.

Quería salvar la empresa familiar y, en un bazar de Nueva York, encontró la idea sobre la que fundó un imperio

Pero otras imágenes no. La encargada de desmentir las fotos que circularon en las redes sociales fue la directora de la casa Histórica, Cecilia Guerra, quien negó el supuesto homenaje a Montoneros en el museo y aseguró que no hubo pintadas en el Salón de Jura de la Independencia, sino una representación artística de una obra en particular.

Así, aclaró la diferencia entre la reivindicación a un episodio histórico y la utilización del mismo dentro de un trabajo: “La Casa Fue tomada por un grupo violento, que hizo pintada adentro del Salón. Esa historia no se conocía. La historia está construida por los momentos luminosos y oscuros”.

El trabajo de Beltrame que sí forma parte de la colección del museo fue confeccionado con la técnica de la randa, un estilo textil típico de Tucumán. En esta obra se lee “Montoneros” y también está presente el símbolo “PV”, en referencia a “Perón Vuelve”.

“La Casa Histórica fue tomada por un grupo reducido de militantes montoneros, quienes, en la Sala de la Jura, realizaron una acción temeraria con consignas ligadas al peronismo de izquierda”, decía otro fragmento que forma parte de la pieza original.

Murió Jean-Paul Belmondo, a los 88 años

Por el contrario, las otras fotos con inscripciones en formato de grafiti vinculadas al peronismo de los años setenta son falsas. En esas imágenes, las paredes del museo parecen intervenidas y se consideraron como un supuesto homenaje que se habría llevado en aquel lugar.

Sin embargo, son montajes trucados. En las fotos de la sala del museo intervenida, se ve un dibujo de Eva Perón acompañado que dice “Evita”, los símbolos “PV” y la palabra “Montoneros”. Además, otra inscripción dice “Unidad básica combatiente Evita”. Todas esas pintadas fueron agregadas con algún programa de edición.

Las pintadas montoneras que parecían ser un homenaje al grupo guerrillero, no son reales, sino montajes trucados que circularon en las redes sociales

Guerra sostuvo que no hubo intervenciones en las paredes y se mostró sorprendida por las repercusiones políticas del pasado domingo, según informó La Gaceta. Así, expresó que la obra de Beltrame no es un homenaje, sino que representa “claramente que fue un acto vandálico, repudiado y repudiable, un hecho histórico que ocurrió en 1971”.

Y agregó sobre la pieza original que forma parte de la polémica: “Esta sala forma parte de una muestra mayor, que se llama ‘Randa Testigo’ y abarca tres salas de la Casa Histórica. Es una muestra curada por Alejandra Mizrahi”.

La corrección de Juana Viale a L-Gante que sorprendió y divirtió al músico

“Randa Testigo”, la exhibición en cuestión, ya se había realizado en 2020 en el Museo de la Historia del Traje, en la ciudad de Buenos Aires. “La idea es poder contar a la gente qué es el tejido de la randa, que lleva más de cinco siglos de existencia”, planteó.

“Esta muestra no tiene que ver con la Independencia, pero sí con la historia del monumento, así como contamos también la demolición del edificio”, explicó Guerra, respecto al trabajo de la artista, que experimenta hace más de 30 años con la técnica y con “sus reveces políticas, sociales y económicas” expuestas en la obra que representa el hecho de 1971.

Pedido de explicaciones al ministro Bauer

Pero la muestra que está dentro de la Casa de Tucumán generó reacción de la oposición. Un grupo de legisladores presentó un proyecto en el Congreso de la Nación para que el ministro de Cultura, Tristán Bauer, brinde detalles. Dentro de los impulsores figuran el diputado José Cano y la senadora Silvia Elías de Pérez.

“El kirchnerismo ha hecho siempre un uso político de la historia, construyendo un relato que está lejos de nuestros valores como sociedad. Esta representación, financiada con recursos públicos, es impropia para un solar histórico que debería ser espacio de unión y no de homenajes a los enfrentamientos de los argentinos. Reivindicar a un grupo terrorista en la Casa Histórica es un insulto a los tucumanos que merece una explicación oficial”, sostuvieron.

También, el diputado nacional por la provincia de Neuquén, Francisco Sánchez, criticó la muestra desde su cuenta de Twitter y escribió: “¿Qué carajos hace el nombre del grupo terrorista Montoneros contaminando la Casa Histórica de Tucumán? Hay que echar al responsable de esta blasfemia”.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.