Sep 072021
 

Editada por Leader Music, con un atractivo y colorido diseño a cargo del talentoso artista gráfico George Manta y con Lito Vitale como responsable de la dirección musical, Gilda 25 años devuelve al presente reconocidas composiciones de la popular intérprete de música tropical, como “Fuiste”, “No me arrepiento de este amor” y “Corazón valiente”, entre otras, envueltas por las jugadas, refrescantes y a la vez respetuosas relecturas de Soledad, Brenda Asnícar, Natalie Pérez, Chita, Zoe Gotusso, Rocío Igarzábal, Feli Colina, Emme, An Espil y el dúo India Marte.

Sumando todo su talento y su experiencia al tema “Se me ha perdido un corazón”, Soledad Pastorutti confiesa que su primer contacto con la música de Gilda se dio a los 15 años a través de un álbum de grandes éxitos que no dejaba de escuchar nunca. “Si no me hubiesen invitado a participar de este disco, la verdad es que iba a pedir que lo hiciesen. Para mí es súper importante; Gilda es mi inspiración; me siento identificada con ella porque a mí me pasó algo parecido pero dentro del folklore. Es crecer con la música en un momento de la sociedad y el mundo muy diferente para las mujeres, en donde aún no estaba instalada la posibilidad de que nosotras podamos tener igualdad de condiciones en un mundo de hombres y no era tan fácil, todo era más pasito a pasito (como dice una de sus canciones). Para mí es un honor estar en este disco. Me encanta la música de Gilda, siempre canté sus canciones y por suerte hoy, en este mundo donde las cabezas están más abiertas, los géneros se fusionan con la música de raíz, porque para mí la cumbia es música de raíz. A mi me llega de una manera muy especial”, reconoce La Sole.

Gilda: a 25 años de la muerte de la maestra que se animó a cambiar su destino

“Me hubiese encantado cantar con vos”

“Si pudiera decirle algo a Gilda, le diría: ‘Me hubiese encantado cantar con vos. Espero que te guste la versión que hice de ‘Noches vacías’. A pesar de que no pude conocerla, siento que de alguna forma es tan cercana a mí, a mi historia y seguramente a la de muchas mujeres. Es como una amiga; seguramente hubiéramos sido amigas. Me hubiese encantado conocerte. Gracias Gilda por tu música y tu alegría. Sé que desde algún lugar del cielo vos elegiste a cada una de estas mujeres que va a representarte en estos veinticinco años. Te extrañamos, te quiero por siempre y muchas gracias”, expresa emocionada Natalie Pérez.

Rocío Igarzábal, encargada de ponerle voz a “No es mi despedida”, señala: “Para mí es muy valioso estar en este disco y formar parte de este grupo de mujeres con proyectos y búsquedas distintas. No podía ser de otra manera que Gilda una a tantas mujeres en un mismo disco; mujeres con mucha trayectoria, mujeres jóvenes, mujeres que están empezando. Esta diversidad de artistas hace que sea aún mas interesante la propuesta. Por mi parte es un honor y algo muy emocionante. Cuando tuve que grabar la canción me dio como un escalofrío, como una sensación de poder conectar con ella a través de sus letras y poder poner un poco de mi esencia en esa versión. A pesar de haber pasado 25 años, Gilda sigue siendo un ejemplo a través de sus notas y su manera de pensar. Ella siempre habló de cuestiones sociales que hoy en día están muy vigentes, problemáticas que todavía tenemos que seguir trabajando. Por eso, en ese sentido es una gran referente y ejemplo para poder seguir evolucionando. Y a la vez, con su música creo que trae algo muy especial y hasta diría mágico, porque cualquier persona que escucha Gilda viaja en el tiempo hacia su juventud, algún momento que celebró la vida, con amigos, familia, una fiesta o un momento especial y eso creo que es lo más lindo que tiene”.

Disponible en las principales plataformas digitales, el canal oficial de Gilda en Youtube y en la comunidad CumbiaTube, Gilda 25 años se completa con los temas “Corazón valiente” (Chita), “Fuiste” (Brenda Asnícar junto a Emme), “Volverte a ver” (Zoe Gotusso), “No me arrepiento de este amor” (Feli Colina), “Paisaje” (An Espil) y “La puerta” (India Marte).

Tras perder la vida junto a su madre, su hija y parte de su equipo de colaboradores en un trágico accidente ocurrido en el kilómetro 129 de la ruta nacional 12, en Entre Ríos, en 1996 (y en donde hoy se erige su santuario), la ya popular figura de la carismática Myriam Alejandra Bianchi, nombre verdadero de Gilda, se transformó en un auténtico mito y leyenda no sólo de la cumbia y la movida tropical sino también de la música popular argentina.

Oriunda de Villa Devoto y criada en una familia humilde y trabajadora, dejó atrás su carrera de educación inicial para cumplir su sueño de cantar y cambiar así tanto su vida como la de miles de personas a través de melodías que trascendieron el tradicional circuito de bailantas y fiestas populares. Hoy, su música permanece vigente por peso propio y ahora se acerca a las nuevas generaciones gracias a este conjunto de artistas de diferentes estilos y tendencias reunidas en torno al proyecto Gilda 25 años. Sin dudas, una excelente manera de perpetuar su legado.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.