Sep 122021
 

Apenas tres minutos y medio tardó Mauricio Macri en ingresar, emitir su voto de las elecciones PASO 2021 y salir de la escuela donde le toca votar desde hace años. En un contexto inédito por la pandemia del coronavirus, el trámite es exprés en la mesa 6584, donde nadie hace cola.

Mauricio Macri votó en la escuela 16 Wenceslao Posse en CABA

A diferencia de otras veces, su costumbre de llevarle facturas a las autoridades de mesa quedó trunco. Por protocolo, el paquete, con una docena de medialunas, va a parar a manos de los medios, que esta vez cubren su votación a distancia. Sobre la explanada de acceso.

Alberto Fernández, en Puerto Madero: “Votemos en paz y en orden, que es lo que necesita la Argentina”

La escuela Nª 16, “Wenceslao Posse”, el lugar donde Macri asiste cada dos años para participar del acto eleccionario, está de festejo. Abrió sus puertas en 1981 y en plena pandemia le toca celebrar su 40º aniversario. Los coloridos carteles alegóricos les dan a los votantes esa alegre bienvenida.

Puntual, Macri llegó a la escuela a las 9.30. De pantalón beige, chaleco inflable azul oscuro y barbijo claro, debió caminar treinta pasos antes de cruzar la reja y subir los once escalones antes de ingresar.

La velocidad de su voto tiene que ver con un tema logístico que lo favorece. El padrón le designó la primera mesa a la derecha, apenas se accede al colegio. El cuarto oscuro suele ser, de lunes a viernes, el aula de primer grado.

Allí dentro, y sobre todo en sus brillosos patios, Paloma Herrera comenzó, hace casi cuatro décadas, a desplegar sus alas como eximia bailarina mientras cursaba la primaria.

El saludo con las autoridades de mesa fue cordial, pero no hubo ni besos a las mujeres ni apretón de manos a los hombres. Eran tres mujeres y dos hombres. Y la tradicional foto suya ingresando el sobre a la urna solo fue retratada por personas que trabajan con él en lo referido a prensa y difusión.

Sin selfies y protocolos

Es un escenario extraño, inédito, muy infrecuente. No hubo vecinos que lo rodeaban, ni gente esperando para votar que se acerque. Las habituales selfies quedaron postergadas para otra oportunidad.

Todo ese distanciamiento se rompió una vez que el expresidente se acerca a hablar con los medios. Allí, una veintena de cronistas lo rodea. Es un racimo de manos, celulares y grabadores. Las cámaras se ubicaron a tres metros de distancia.

Mauricio Macri votó en la escuela 16 Wenceslao Posse en CABA

Macri es el único que se quita el barbijo para hablar. Se lo ve sereno. Destaca los cuidados sanitarios que se realizan en las escuelas y arenga a la gente a votar. “Están todos los protocolos en marcha. Está todo muy tranquilo y muy seguro. Nos tocó un muy lindo día después de varios con lluvia”, dijo,.

En sus declaraciones eludió los temas políticos enfocados en las PASO de hoy, aunque destacó: “Veo muy buenos candidatos en todo el país, haciendo las internas como corresponde. Y a partir del lunes estamos todos juntos en busca de la patria que queremos.”

Este domingo es muy importante porque comienza a definirse en qué modelo de sociedad y con qué libertades vamos a vivir”

“Estamos fiscalizando, esperemos que sea una jornada normal. Si pasa algo, esta noche lo comentaremos”.

En relación a la continuidad de su jornada confió que visitará a un amigo, con quien almorzará con un amigo. Entre risas, ante la consulta acerca del menú alimentario dijo: “No me dijeron todavía”.

En su retirada lo acompañan dos personas que cuidan su integridad. Se va sereno y confiado. Hace apenas dos años, en las elecciones nacionales a presidente, allí ganó con comodidad, con el 65% de los votos.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.