Sep 132021
 

Britney Spears compartió un video en su cuenta de Instagram para gritar a los cuatro vientos que ahora sí puede tomar decisiones sobre su propia vida. Abrazada a su pareja, el entrenador físico Sam Asghari, la cantante mostró su anillo de compromiso, que tiene diamantes y la palabra “lioness” (leona) grabada. “No puedo creerlo”, escribió en su publicación, que en cuestión de horas acumuló casi 3 millones de “me gusta”.

Britney le guiña el ojo a su prometido, lo besa en la mejilla y le responde moviendo la cabeza y dibujando un sí, ante la consulta de Asghari sobre si le gusta el anillo. Casi en paralelo, el entrenador físico compartió una imagen donde se la ve a la cantante mostrando su anillo en el dedo anular a la cámara.

Y: The Last Man: luego de una brutal pandemia, las mujeres son las elegidas para reconstruir el mundo

La noticia de los planes de boda llega poco tiempo después de que su padre, Jamie Spears, se apartara de la tutela que tenía sobre su ella, que le permitió durante 13 años manejar los asuntos financieros y personales de la intérprete de “Baby… One More Time”.

View this post on Instagram

A post shared by Britney Spears (@britneyspears)

Spears y Asghari llevan saliendo 4 años. Se conocieron en el set durante la grabación del video del tema de la cantante “Slumber Party”, en 2016. Desde entonces se hicieron inseparables.

View this post on Instagram

A post shared by Sam Asghari (@samasghari)

Además de los mensajes que ambos compartieron en las redes sociales, el manager del entrenador físico y flamante actor, Brandon Cohen, confirmó la noticia a People. “La pareja hizo oficial su relación de larga data hoy y están profundamente conmovidos por el apoyo y el amor que recibieron”, dijo Cohen, y agregó que el nuevo anillo de Spears fue diseñado por el joyero Roman Malayev. Además, fuentes cercanas a Spears contaron al citado medio que la cantante está “en las nubes” después de la propuesta.

Un año de altibajos

Britney viene de un año lleno de altibajos especialmente en lo que respecta a su reclamo de libertad. Su padre ha estado a cargo de sus asuntos, tanto legales como privados, durante los últimos 13 años. Él fue designado, junto a un abogado, como el encargado de tomar decisiones profesionales y personales en nombre de su hija, a quien tras varios exabruptos fue hallada por la justicia incapaz de llevar las riendas de su vida.

Un movimiento llamado #FreeBritney (”Liberen a Britney”) comenzó a hacerse oír en las redes sociales, luego de que los fans de la estrella encontraran mensajes ocultos en sus posteos acerca de su necesidad de recuperar su autonomía. Si bien en un principio ella negaba estar inconforme con su situación, este año decidió romper el silencio en una audiencia, de la que participó por zoom, en que pedía que su padre dejara de manejar su vida y sus finanzas. El desgarrador testimonio de la cantante mostró su versión de los últimos 13 años de su vida, que fueron controlados por la tutela de Jamie Spears. Además dijo que cualquier afirmación de que tiene demencia es falsa. “Las personas que me hicieron [obligarla a trabajar todos los días] esto no deberían poder escapar y alejarse fácilmente”, dijo. “Todo lo que quiero es ser dueña de mi dinero y que esto termine, y que mi novio pueda llevarme en su auto. Y honestamente, quiero poder demandar a mi familia”, sumó

En ese entonces contó que durante toda la década que pasó no pudo tener autonomía de su propio cuerpo, ya que le dijeron que no se le permitía casarse ni tener otro hijo. Incluso, le colocaron un DIU en contra de su voluntad, para evitar que quedara embarazada. “Realmente creo que esta tutela es abusiva”, finalizó.

El fin de una era

Ante estas palabras y la presión que generaron en la opinón pública, Jamie Spears decidió renunciar a ser el tutor de su hija. El hombre presentó su respuesta a la petición de la cantante ante el Tribunal Superior de Los Ángeles, en la que anunció su decisión de dimitir, aunque su abogado afirmó que no había motivos reales para suspenderlo o destituirlo. Su abogado citó la “batalla pública con su hija” como su razonamiento para dimitir. “De hecho, no existen motivos reales para suspender o destituir al Sr. Spears como curador de la herencia según la sección 2650 del Código de sucesiones. Y es muy debatible si un cambio de curador en este momento sería lo mejor para los intereses de la Sra. Spears”, declaraba el documento que fue presentado en la Corte.

“Sin embargo, incluso cuando el Sr. Spears es el blanco incesante de ataques injustificados, no cree que una batalla pública con su hija por su servicio continuo como su curador sea lo mejor para ella”, sumaba el documento

En respuesta a la renuncia del padre de Spears, el actual abogado de la estrella del pop, Mathew Rosengart, emitió un comunicado. “Anuncié en la Corte el 14 de julio que, después de 13 años de statu quo, era hora de que el Sr. Spears fuera suspendido o destituido como curador y que mi firma y yo actuaríamos de manera agresiva y rápida para lograr ese resultado”, afirmó Rosengart. “Doce días después, mi firma presentó una petición para la suspensión y remoción del Sr. Spears basada en fundamentos legales sólidos e insuperables, que fueron respaldados inequívocamente por la ley y todas las partes involucradas, incluidas Jodi Montgomery, Britney Spears y su equipo médico. (…) Nos complace que el Sr. Spears y su abogado hayan admitido hoy en una presentación que debe ser destituido. Es una reivindicación para Britney”, agregó.

No confirmó con eso, sumó: “Sin embargo, estamos decepcionados por sus continuos ataques vergonzosos y reprensibles contra la Sra. Spears y otros. Esperamos continuar nuestra enérgica investigación sobre la conducta del Sr. Spears y otros, durante los últimos 13 años, mientras él cosechó millones de dólares de la herencia de su hija, y espero tomar la declaración jurada del Sr. Spears en el futuro cercano. Mientras tanto, en lugar de hacer acusaciones falsas y tomar golpes bajos contra su propia hija, el Sr. Spears debería permanecer en silencio y hacerse a un lado de inmediato”.

Jamie Spears tomó el control de los movimientos de su hija en 2008, luego de reiterados hechos que preocuparon tanto al entorno de la cantante como a sus seguidores. Colapsos nerviosos en público y hasta supuestos intentos de suicidio -según informes médicos- que terminaron con internaciones psiquiátricas. A los 39 años, con gran decisión -y mucho apoyo de sus fans- Britney comenzó en agosto de 2020 fuertes acciones legales para evitar que su padre siguiera manejando su economía. No tuvo éxito en ese momento. Incluso, en declaraciones a Page Six, Jamie Spears aseguraba que el movimiento #FreeBritney (impulsado por fans y del que muchos famosos se hicieron eco) era “una farsa”.

El duro posteo de Britney Spears: “Me disculpo por fingir que he estado bien los últimos dos años

Semanas después de liberarse de su padre, Britney retoma uno de sus sueños postergados: formar una nueva familia. Antes, la princesa del pop había estado casada con Kevin Federline, con quien tuvo a sus dos hijos.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.