Sep 132021
 

“¡Mi querido colega y amigo trabajando con los mitos universales desde el cosmos universal!”, celebró hoy desde su cuenta de Instagram Marta Minujín. Se refería a la concreción del sueño póstumo de Christo, artista búlgaro fallecido el año pasado, mientras se dedicaba a un proyecto iniciado hace seis décadas que no llegó a ver terminado: la “envoltura” con tela azul y cuerdas rojas del Arco del Triunfo de la plaza Charles de Gaulle, en París, que fue postergada por la pandemia y finalmente comenzó ayer.

La intervención, titulada El Arco del Triunfo envuelto, París, 1961-2021, fue diseñada por Christo junto a su esposa, Jeanne-Claude, fallecida en 2009. En 1985, también en la capital francesa, la pareja había envuelto el célebre Pont-Neuf. La póstuma producción actual, que iba a acompañar una muestra que les dedicó el Pompidou el año pasado, demandó la colaboración de más de mil trabajadores –incluidos 95 escaladores- y finalmente se abrirá al público el próximo sábado. Con entrada gratis, durante dos semanas, los visitantes podrán tocar la tela y subir a la terraza para caminar sobre ella, como era la intención de sus creadores.

Primeros pasos de la producción de la obra

“Comienza a cobrar vida, acercándose más visiblemente al sueño de toda la vida para Christo y Jeanne-Claude”, dijo en un comunicado Vladimir Yavachev, sobrino de los artistas y director del proyecto. “Nuestro trabajo es dar vida a la imaginación de Christo expresada en sus dibujos, creando la tela y las cuerdas en base a nuestro conocimiento de ingeniería “, señaló por su parte Jörg Tritthardt, director ejecutivo de Büro Für Leichtbau, empresa que ya había colaborado en la obra El Reichstag envuelto (1971-95).

“Comienza a cobrar vida, acercándose más visiblemente al sueño de toda la vida para Christo y Jeanne-Claude”, dijo Vladimir Yavachev, sobrino de los artistas y director del proyecto

En 1961, tres años después de conocerse en París, Christo y Jeanne-Claude comenzaron a crear obras de arte efímeras en espacios públicos. “En 1961, Christo imaginó envolver el Arco del Triunfo; en 1962-1963 plasmó esa idea en un fotomontaje y en 1988, en un collage -sostiene el comunicado difundido desde el sitio oficial christojeanneclaude.net-. En 2017, comenzó a trabajar para concretar este proyecto”, demorado por la pandemia. “Será como un objeto vivo que se moverá con el viento y reflejará la luz. La superficie del monumento se volverá sensual. La gente querrá tocarlo”, explicó el artista, fallecido en mayo de 2020.

La producción demandó la colaboración de más de mil trabajadores, incluidos 95 escaladores

Seis décadas después de aquella idea original, el Arco de Triunfo finalmente comenzó a envolverse con 25.000 metros cuadrados de tela azul y 3000 metros de cuerda. Como todos los proyectos de Christo y Jeanne-Claude, no recibió fondos públicos o patrocinios. La inversión de 14 millones de euros que demandó, según Yavachev, se financió con la venta de obras de Christo que incluyeron estudios preparatorios, dibujos y maquetas.

Christo y Jeanne-Claude trabajaron juntos durante más de medio siglo

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.