Sep 142021
 

MAR DEL PLATA.- Tras el rechazo al pedido de recusación del fiscal, comenzó ayer el juicio por jurados que determinará responsabilidades de tres jóvenes acusados de abuso sexual agravado sobre un menor de 14 años, hecho ocurrido a comienzos de 2019 en Miramar.

Lucas Pitman, Tomás Jaime y Juan Cruz Villalba, los tres acusados, asistieron a la audiencia inicial del debate, que se extenderá hasta el próximo viernes y que tiene por escenario el teatro Auditórium, en la rambla marplatense, espacio elegido para garantizar condiciones de distanciamiento en el marco de los protocolos sanitarios vigentes.

El juez Marcelo Riquert, titular del Tribunal Oral en lo Criminal N°3 que presidirá este jurado, advirtió a todos los protagonistas de la prohibición de difundir información de lo que ocurra en estas jornadas con la intención de no revictimizar a la menor, que tiene 16 años. Es un juicio oral, pero no público, por lo que tampoco puede acceder la prensa.

Exactamente seis años después del primer juicio por jurados que se desarrolló en el Departamento Judicial Mar del Plata comenzó este proceso que tiene a cargo de la acusación a los fiscales Ana María Caro y Guillermo Nicora.

Para este último hubo temprano un pedido de recusación y suspensión del debate de parte de los abogados que representan a los imputados porque entendieron como una amenaza un planteo que había hecho horas antes ante el juez. Pidió que las defensas no apelaran a preguntas que pudieran avanzar sobre la vida privada de la víctima. Riquert rechazó aquella presentación y los invitó a “litigar sin convertir a la sala de audiencias en un campo de batalla personal”.

El juicio se realiza en las instalaciones del Teatro Auditorium de Mar del Plata

“Menuda imagen daríamos al jurado y a la sociedad si eso sucediera”, advirtió en su resolución. Superada esa instancia se completó el paso inicial de la agenda del juicio, que fue seleccionar a los 18 integrantes del jurado -12 titulares y 6 suplentes- entre 48 convocados. Por la tarde, presentó el testimonio del particular damnificado. Los alegatos de las partes serán el viernes, día que se conocerá el fallo.

Los tres procesados afrontan cargos de abuso sexual agravado con acceso carnal y llegan a esta instancia bajo un beneficio de excarcelación extraordinaria solicitado por la querella, medida con la que buscan que los días de prisión domiciliaria que gozaban desde mayo no se descuenten del plazo de una posible futura condena de cumplimiento efectivo.

La denuncia la presentaron los padres de la menor durante la madrugada del 1° de enero 2019, cuando pasaban las fiestas de Año Nuevo en el camping El Durazno de Miramar. Allí también acampaban Pitman, Jaime y Cruz y otros dos amigos.

Para la fiscalía hay pruebas para determinar que los tres mencionados participaron del hecho. De la causa judicial surge que hay evidencia genética que comprometería a uno de los imputados, mientras que los otros dos fueron reconocidos por la víctíma. Las defensas insisten que se trató de “una relación consentida”.

Para un veredicto de culpabilidad se requieren diez de los doce votos, según dispone la normativa que rige la dinámica de este juicio por jugados.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.