Sep 142021
 

En junio fueron a apagar un incendio en la Vuelta de Rocha. Y se toparon con los “colegas” del cuartel de la Boca. Hubo gritos, empujones y trompadas, y un vecino grabó todo con su celular. Tres meses después, la Policía de la Ciudad clausuró un cuartel de Barracas que funcionaba ilegalmente y cuatro de los “bomberos voluntarios” fueron condenados a un año y medio de prisión.

Hoy, en una audiencia realizada por la mañana, los cuatro detenidos firmaron un acuerdo de avenimiento por el cual se los condenó a un año y medio de prisión en suspenso. Fue homologado por el Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N°1, a cargo del juez Rodolfo Ariza Clérici.

La investigación se inició a partir de una denuncia de la Dirección General de Defensa Civil que advirtió la existencia de una organización de personas que, bajo la denominación de “Bomberos Voluntarios Metropolitanos de Barracas”, operaba sin ningún tipo de autorización ni control gubernamental, lo que suponía un riesgo para los vecinos, sus bienes y el personal de respuesta de emergencias. En la denuncia se especificó que en varias ocasiones aquellos “voluntarios” habían entorpecido la actividad de las autoridades legales. Defensa Civil de la Ciudad es la autoridad de aplicación de la Ley 1240, que regula la organización y funcionamiento de las Entidades de Bomberos Voluntarios.

Personal del Departamento de Narcocriminalidad de la Policía de la Ciudad, con instrucciones de la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas N°35, a cargo Celsa Ramírez, llevó a cabo una inspección integral en una propiedad ubicada en la avenida Suárez al 2500 junto con diversos organismos de la Ciudad, de la Nación y empresas de servicios públicos.

Clausuran un cuartel de bomberos

Integrantes de la Dirección General de Guardia de Auxilio y Emergencias analizaron las estructuras. La Oficina de Siniestros del Cuerpo de Bomberos de la Ciudad, con su equipo de peritos, y operarios de Edesur constataron que dos fases del tendido eléctrico ingresaban ilegalmente en la propiedad sin que hubiese siquiera un medidor. Junto a ellos trabajó el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) del Ministerio Público Fiscal.

Además, la Dirección General de Fiscalización y Control (DGFyC) intimó a los cuatro responsables del cuartel “trucho” por la falta de habilitación en los registros del Gobierno de la Ciudad y AySA verificó que el llenado de autobombas se realizaba desde una toma hidrante de la vereda.

Clausuran un cuartel de bomberos

También se hicieron presentes funcionarios del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), que corroboraron la existencia de una antena de comunicaciones y un despliegue con 8 dispositivos y una autobomba con transmisión interna que funcionaban en forma ilegal.

El inquilino del predio explicó que la parte donde funcionaba ilegalmente el Cuartel de Bomberos había sido usurpada tiempo atrás por esta misma organización.

A raíz de las numerosas irregularidades detectadas, como conexiones clandestinas de electricidad y agua, cableados aéreos antirreglamentarios, cableados expuestos, falta de limitación, existencia de materiales combustibles, se pudo establecer la precariedad en las condiciones generales del cuartel y la falta de autorización para funcionar como tal.

Clausuran un cuartel de bomberos

Con todos los resultados, la fiscalía dispuso la detención de cuatro personas responsables por infracción al Artículo 247 del Código Penal, por usurpación de Títulos y Honores, usurpación del predio y falta de habilitación, y al jefe de bomberos, además, por desobediencia. Se secuestraron todos los elementos encontrados, además de clausurar y tapiar la propiedad.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.