Sep 152021
 

El exfiscal santafesino Mauro Blanco fue condenado a tres años de prisión luego de llegar a un acuerdo con la fiscalía y reconocer su responsabilidad en casos de revelación de información reservada, incumplimiento de los deberes de funcionario público y la autorización otorgada para llevar adelante un allanamiento ilegal.

La pena establecida en el juicio abreviado fue homologada por el magistrado Adrián Godoy, que decidió permitir que la sentencia sea cumplida en forma domiciliaria, ya que el ahora condenado funcionario judicial es el único sostén de hijos menores.

Blanco había sido investigado por los presuntos vínculos que mantenía con vendedores de drogas, a los que, según la acusación de la fiscalía, había favorecido con la entrega de datos sobre el desarrollo de las causas abiertas en contra de esas bandas.

Fuerzas federales se desplegaron en Rosario por el aumento de la violencia narco

Esta sentencia llega en momento de fuerte tensión en Santa Fe por el aumento de la violencia narco, especialmente en la ciudad de Rosario. Blanco es el segundo fiscal santafesino que recibe una condena este mes. Gustavo Ponce Asahad, exfiscal de Rosario, fue sentenciado el 7 del actual a tres años de prisión por recibir coimas de un capitalista de juego clandestino al que beneficiaba proporcionándole información reservada para evitar su persecución judicial, según informaron fuentes oficiales. Las causas que derivaron en sentencias a ambos fiscales acordadas en juicios abreviados parecen tener puntos en común: la colaboración con organizaciones delictivas.

Juicio a Los Monos: amenazan de muerte a los fiscales y se ordena reforzar la seguridad

“¿A qué fiscal le diste plata?”, preguntaba el narco Nahuel Novelino, preso en la cárcel Piñer. “A Blanco, Blanco, Blanco…”, respondía una mujer. El fiscal de Venado Tuerto, la persona a la que habría hecho referencia en esa conversación, fue detenido en abril pasado en el marco de una investigación por supuesto enriquecimiento ilícito, luego de que se detectara que el funcionario tenía estrechas relaciones con dos narcotraficantes del sur santafesino, que supuestamente le proveían de drogas y de información para investigar causas en el Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Santa Fe.

Ese expediente se inició en enero de 2020 a partir de una denuncia radicada por el fiscal federal de Venado Tuerto Javier Arzubi Calvo, funcionario que detectó en una investigación por narcotráfico que aparecía Blanco en las escuchas telefónicas.

En octubre pasado, la Legislatura de Santa Fe suspendió a Blanco por 180 días, luego de que la Auditoría General del MPA, a cargo de María Cecilia Vranicich, emitiera un dictamen lapidario contra el desempeño del fiscal que aparece en escuchas telefónicas que se realizaban sobre la línea telefónica de una narco del sur de Santa Fe.

Rosario sangrienta. Jóvenes, sin estudios y pobres: el perfil de los sicarios que reclutan los narcos

Este funcionario de 41 años quedó en la mira luego de que a partir de una investigación que realizaba el fiscal federal de Venado Tuerto Arzubi Calvo se detectara a través de escuchas telefónicas que Blanco tenía relación con Javier Roldán, un distribuidor de drogas de la zona sur de Santa Fe, que supuestamente le proveía estupefacientes, pero además, según la pesquisa, le suministraba información que le servía al funcionario del MPA para nutrir sus propias causas, como las de tenencia ilegal de armas.

También la justicia federal acreditó que Blanco tenía relación con Novelino, otro narco preso en la cárcel de Piñero.

A partir del acuerdo con la fiscalía, Blanco recibió la pena de tres años de prisión.

NOTA COMPLETA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.